La Ley de Ajuste Cubano, dulce o amarga

cubanos11-750x500Nuevamente la Ley de Ajuste Cubano o Cuban Act se encuentra bajo fuego por quienes apoyan su continuidad, los que consideran debe ser modificada y los que demandan su derogación.
Los argumentos en una y otra dirección toma matices que van desde el blanco al negro, pasando por todos los tonos. Una vez mas vamos a intervenir en la polémica y lo haremos lo mas objetivos posibles.
El debate es dado por el llamado Éxodo por Tierra o Balseros terrestres, la travesía que realizan miles de cubanos <cifra es indeterminada> desde Ecuador para alcanzar la frontera sur de Estados Unidos; pedir refugio político y posterior acogerse a los beneficios de la Ley de Ajuste Cubano.
Para ser objetivos son necesarios poner en contexto lo que acontece, inhibirse de seudos disfraces y tomar el toro por los tarros.
¿Qué tienen en Ecuador los cubanos? Que es quizás el único país en el mundo que no exige visado de ingreso a los ciudadanos de Cuba y que les ofrece la posibilidad, tras algunos trámites, de radicación. El gobierno ecuatoriano de Rafael Correa proclamó la política de libre acceso al país en 2006 y abolió el requisito de las visas para cualquier ciudadano del mundo. Los visitantes tienen autorizada una estancia de 90 días sin ninguna exigencia a cambio.
Para iniciar el trámite que les permita viajar necesitan su cédula de identidad actualizada, una carta laboral o estudiantil de no objeción para quienes posean este vínculo y otra de invitación con una serie de formalidades. Estas misivas deben hacerse a título personal por parte de familiares o amigos residentes en Ecuador, mediante un documento debidamente certificado ante notario público, que cobra entre 100 y 200 dólares, y legalizada ante el consulado cubano, el cual se encarga de remitirla a la isla con un costo de unos 200 dólares.
En Cuba la reciben los titulares mediante entrega oficial de la consultoría jurídica internacional del Ministerio de Justicia y es válida para presentar ante las autoridades de migraciones dentro del año a partir de la fecha en que se otorga. Según se comenta en Cuba, muchos “amigos” cobran por hacer la carta de invitación.
Con estos papeles el viajero puede obtener el permiso de salida de Cuba, un documento conocido como tarjeta blanca, que tiene un costo de 150 pesos convertibles (CUC). A ello hay que sumarle el pasaporte, válido por dos años y que cuesta 55 CUC, mientras que la prórroga cuesta 20 CUC. El total equivale a unos 222 dólares, según el tipo de cambio de una casa autorizada (CADECA).
Los cerca de 60.000 viajeros cubanos que llegaron a Ecuador desde 2006 demuestran que todas estas dificultades se superan. Quito recibe cinco vuelos directos semanales desde La Habana, además de otros 12 vía Panamá.
Las historias se suceden entre los cubanos en Ecuador y detrás de cada una aparece la ansiedad por aprovechar la oportunidad de vivir en este país. Carlos vendió su casa, Juana se divorció para poder casarse en destino y obtener así la residencia, Pedro compró una carta de invitación con los ahorros de 10 años…
En esta capital andina es fácil distinguir a los procedentes de la isla, portando calzado deportivo blanco recién comprado, pantalones vaqueros oscuros y camisetas llenas de bordados y de brillos, que gustan tanto a hombres como a mujeres.
Los cubanos son parte del paisaje urbano en tres barrios de la ciudad donde se han concentrado. La mayoría vive muy cerca del aeropuerto de Quito, en el barrio llamado La Florida, como el estado estadounidense que alberga la mayor comunidad de cubanos inmigrantes y exiliados.
En esa zona hay bares y restaurantes, el más conocido es Floridita, peluquerías, panaderías, talleres de costura, todos regenteados por cubanos y cubanas.
“Cuando llegué, me alojé donde un colega cubano aquí en el barrio, y luego pude conseguir habitación en esta zona”, dice Diocles, de 46 años, que está tratando de sacar “los papeles” para quedarse. “Yo tengo que salir adelante como sea, chico”.
Hay cubanos como los que operan una empresa de refrigeración llamada “Quba”, que se han establecido con sus documentos en regla y han abierto un taller. Aseguran que están trabajando “muy contentos”. Hay quienes se han quedado irregularmente. “Estoy trabajando de guardia de seguridad, con turnos de 48 horas”. “No tengo papeles, por lo que me estoy arriesgando, pero de algo tengo que vivir”, justifica.
Otros aceptan dar su nombre de pila. “Llevo dos años (en Ecuador) y aún no arreglo los papeles”, dice Juan Antonio. En cambio, Pedro ha obtenido la nacionalidad ecuatoriana a través del matrimonio con una ciudadana de este país.
Esta manera de obtener la residencia legal ha conducido a centenares de matrimonios de conveniencia, que terminan en divorcio en cuanto salen los documentos de la nacionalidad.
“Yo pagué 1.000 dólares para el matrimonio, y debo entregar otros 500 para el divorcio”, admite Pedro, quien aclara que no ha vuelto a ver a la ecuatoriana con la que se casó. “Todo se hace por medio de un abogado”, narra.
Lo descrito no es nuevo, desde 1959 los cubanos han buscado refugio en países de Europa, Asia y America latina, y las historias con diferentes matices tienen similitudes.
No es casual el bombazo del Éxodo Terrestre y no hay que ser adivino para identificar como principal motivación a la tiranía castrista. Fidel Castro, en pleno mando en la isla, ha jugado las cartas del chantaje migratorio con maestría ante su rival Estados Unidos conocedor  donde les duele.
La isla “cacarea” por la eliminación de la Ley de Ajuste y el decreto presidencial conocido por “Pies Seco, Pies Mojados”. Conocen que la “música” de su oposición y demandas de eliminar ambas disposiciones,  provoca un inmediato efecto de apoyo a la permanencia de ambas, Ley y decreto, por parte del exilio cubano. Una significativa ayuda en doblegar a las autoridades estadounidenses y que continúe el “status quo” existente.
La Ley de Ajuste esta escrita para dar protección a refugiados políticos, no a emigrantes económicos. Su mal utilización determina el fin de su existencia como tal. En Cuba no ha cambiado lo esencial, sin embargo, la tiranía en sus acomodos para subsistir promueve la inmigración, facilita las salidas y propicia condiciones favorables para que el propio emigrante “pague” la salida.
Los emigrantes en Ecuador, varados hoy en Costa Rica y otras naciones, tienen medios económicos para pagar coyotes, narcotraficantes y autoridades. Los medios provienen de ventas de propiedades en Cuba, en algunos casos propiciados por la propia tiranía y en otros por familiares en el exterior. Inaceptable es que expresan pagar miles de dólares por estancias y viajes, y al llegar a la frontera con Estados Unidos pidan refugio y beneficios. Una burla al contribuyente estadounidense, la responsabilidad es de la administración Obama que en su política de acercamientos y legados, poco le importa promover la dependencia y el crimen.
Fidel Castro en declaraciones al finalizar su última visita a Irán proclamo  que “Irán y Cuba pondrían de rodillas al imperio yanqui”. Hoy Europa es invadida por decenas de miles de refugiados, mayormente son de territorios bajo las amenazas de ISIS, en su paso arrollan fronteras, se saltan la ley y provocan el caos. Un conflicto que pone en riesgo la estabilidad y un  peligro a la vida de los residentes de estas naciones.
America del Sur y Centro America, padecen un fenómeno similar, las marchas de los Nicaraguazo“Balseros Cubanos por Tierra”, constituye una flagrante violación de la soberanía nacional de las naciones por los que pasa el flujo migratorio. El derecho, las leyes y las fronteras no se reconocen, se impone como “ley”, el caos como presión.
No defenderemos la situación actual. Reprochamos la manipulación del dolor y sufrimiento de los cubanos, por parte de la tiranía que esclaviza la isla por casi 6 décadas. El respeto a la ley obliga a demandar el cese de Éxodo Terrestre. Una vez mas exigimos la derogación de la Ley de Ajuste Cubano y la adopción de medidas concretas por Estados Unidos para terminar con los chantajes de Fidel Castro.
Los hechos exponen como el presidente Obama y su política equivocada hacia Cuba son la causa de una crisis anunciada. No terminaremos sin denunciar como cómplices del fracaso en la política hacia Cuba  a grupúsculos de intereses económicos escondidos en “Cuba Study Group y Cuba Now”, con nombre y apellidos Carlos Saladrigas y Rick Herrero, por solo citar dos.
“A un plan obedece nuestro enemigo: de enconarnos, dispensarnos, dividirnos, ahogarnos. Por eso obedecemos nosotros a otro plan: enseñarnos en toda nuestra altura, apretarnos, juntarnos, burlarlo, hacer por fin a nuestra patria libre. Plan contra plan.” José Martí.

Nota: Las anécdotas e información han sido tomadas de publicaciones en la prensa de Ecuador.

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en IBEROAMERICA y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s