Sucesión dinástica en el clan de los Castro

fidel y raulSe llegan a 57 años de nefasto castrismo el próximo Enero, tiempo en el que tres generaciones de cubanos han vivido bajo las botas de los hermanos Castro. No es secreto que tan macabros personajes “trabajan” en la sucesión dinástica al buen estilo. Las pujas hereditarias de la “granja’ que tomaron por asalto en 1959 son cada vez más visibles.

Los hermanitos Fidel y Raúl, han controlado de manera férrea el poder con la violencia como política de estado, ejerciendo un control absoluto en los mandos en las fuerzas armadas y organismos de seguridad e inteligencia.

Raúl, ejecutor de los designios del tirano ha estado al mando de las fuerzas armadas y  ejecución de las órdenes, para las tareas de represión, persecución y asesinatos, han utilizando peones que no han dudado en eliminar cuando a convenido a sus intereses.

La enfermedad del vejete dictador, determino la necesidad de ceder el poder al hermano menor, previamente designado como sucesor. Con el ascenso al “trono”, enfrento la difícil misión de apuntalar la tiranía erigida en base a la personalidad de Fidel Castro. Raúl a la sombra y carente del carisma del hermano, tiene que sortear difíciles retos. Se presento como un renovador, capaz de introducir cambios en el modelo castrista y paulatinamente “desmontar” la estructura creada por el hermano; regenerar el modelo “castrista”, en realidad canticos de sirenas a oídos de cubanos y extranjeros.

En realidad el plan B previamente elaborado por Fidel, la sumisión y firmeza como ejecutor, son las armas más eficaces para realizar la estrategia. El ego de Fidel Castro, creo alrededor de su figura el culto a la personalidad en base a un hipotético legado. La realidad es otra, las ideas y postulados político-sociales enarboladas como doctrina por el fidelismo, están confrontadas por la acumulación de fracasos y frustraciones en los cubanos de todas las generaciones, mayor en los más jóvenes.

La recuperación en la salud de Fidel, crea una nueva dinámica, lucido, asume su nuevo papel y desarrolla nuevas estrategias, todas en base a “cambios sin ceder el poder”.

Fidel Castro baso el poder en miedos, mentiras y asesinatos, la línea más dura y con el hermano como ejecutor de las tareas sucias. Fiel y sin mayores pretensiones que estar en primera línea,  Raul conoce que su hermano no titubearía en eliminarlo si no cumple sus órdenes. El Viejo dictador tiene apoyos en sectores determinantes que ejecutarían lo este les ordene.

El tirano a lo largo de su vida procreo numerosos hijos de los que nunca se preocupo, poco le importo lo que estos hicieran y sus crianza, aspectos que dejo en manos de amantes y terceros. Fidelito, el mayor ya sexagenario, nada representa, su futuro se limita a lo que ha sido su vida, vivir del nombre. Alina solo es “hija” por el engendro. Fidel Antonio y Mirta Castro Smirnov, se la han tenido que labrar por si solos.

Los hijos en su relación con Delia Soto del Valle, carecen del mas mínimo reconocimiento e independencias, con posibilidades para lograr lo que quisieran se limitan a lo mas simple, ninguno destaca o toma relevancia como para tenerlos en cuenta. Si tienen alguna es por sus peculiares relaciones sentimentales y formas en que han vivido “disfrutado” lo que la madre les consiguió y punto.

En resumen, que el máximo líder de la revolución nunca fue padre y menos asumió la responsabilidad que significaba traer al mundo a un ser, carecen totalmente de posibilidades para que se les considere en la futura línea de sucesión en la dinastía que los hermanos Castro pretenden imponer en Cuba.

En contraste con su hermano, el sumiso menor, creo a partir de su relación con Vilma Espín una familia mas organizada, compuesta de cuatro hijos, Alejandro, Deborah, Mariela y Nilsa.

Alejandro estudio ingeniería, se integro a las fuerzas armadas, participa en las acciones en Angola, es asistente personal de su padre y es un especialista en seguridad e inteligencia militar. Débora esta casada con Luis Alberto Rodríguez Calleja, hijo del general Guillermo Rodríguez del Toro, es militar con grado de general que dirige la quinta Sección del Ministerio de las Fuerzas Armadas. Se presenta como un sólido soporte del clan de Raúl.

Mariela acumula tres matrimonios, todos sin mayor significación, en los últimos tiempos se proyecta como una voz “moderada” y liberal. Su hermana Nilsa estuvo casada con el coronel Julio Cesar Díaz integrante de la red de espías que operaba en USA y conocida como la Red Avispa, posterior fue detenido en la Habana y acusado de corrupción.

El menor de los hermanos, el que vivió a la sombra fue mas astuto que su hermano, creando una línea de sucesión que le garantiza la seguridad y poder, como antes el hizo con su hermano, la lección aprendida de años de sumisión le han permitido crear la verdadera línea de sucesión del castrismo.

En un futuro son previsibles enfrentamientos por la herencia tras la inevitable partida al infierno de los hermanos Castro. Alejandro Castro Espín es el llamado asumir el “trono”, no es especulativo señalar que una modalidad pudiese ser la de mantener similar perfil al de su padre y desde un aparente segundo nivel, ser el dueño de los caballitos. Para ese escenario visible, el designado podia ser su cuñado Luis Alberto Rodríguez Calleja.

El futuro de Cuba se presenta con dos opciones bien definidas, aceptar la sucesión dinástica del clan Castro o asumir el rol que les corresponde y determinar sus propios destinos. Los cubanos deciden!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en BREVES y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s