Tratado Francisco-Obama-Castro

Francisco-Obama_RaulNuevamente los cubanos son sacrificados, solo cambian los personeros que asesina las esperanzas de un pueblo. En 1962, Estados Unidos y la antigua URSS, alcanzaron un acuerdo para la retirada de los misiles nucleares estacionados en Cuba y poner fin a la Crisis de Octubre. El tratado se conoce por el nombre Kennedy-Jrushov.
El pasado 17 de Diciembre <cumpleaños del Papa Francisco>, se dio a conocer con bombo y platillos, que tras 18 meses de negociaciones se alcanzaban acuerdos para la normalización de las relaciones Cuba-USA. Desde entonces existían más interrogantes que respuestas, apuntaba en que había detrás del acuerdo.
Llamaba poderosamente la atención el tiempo de negociación, 18 meses, y el “poco trigo” cosechado que no justificaba el tiempo negociando a escondidas. La lógica indicaba que no había relación, demasiado inocente lo expuesto.
Las visitas de Francisco a Cuba y USA pusieron nuevo matiz y generaba suspicacias. Las especulaciones continuaban, predicciones de todo tipo.
Ayer 23 de septiembre, 2015 se despejo la incógnita. Los cubanos son sacrificados nuevamente a cambio del cese <nadie se lo cree> de la subversión castrista en América. Se anuncia en la Habana el acuerdo de “paz” entre el gobierno de Colombia y las FARC, alcanzado gracias a la mediación de la tiranía de Cuba.
La tiranía recibe legitimización y rescate económico. Estados Unidos obtiene el compromiso del cese de la subversión y el narco-terrorismo. El Vaticano como mediador mínimos espacios y la sociedad cubana a joderse.
Las incongruencias en los mensajes del Misionero de la Misericordia en Cuba tienen explicación, había que halagar y no rosar ni con el pétalo de una rosa al causante de tantas desgracias en el planeta. “El fin justifica los medios”.
Cuantas mentiras y medias verdades, los cubanos nuevamente sacrificados en aras de solventar conflictos provocados por los hermanos Castro. Se premia al victimario y se condena a las víctimas.
La reunión solicitada por Francisco con Fidel y los inofensivos intercambios de regalos, sin aparente explicación, escondían lo fundamental y determinante, que el tirano otorgase la aprobación a los acuerdos. Recordemos que Benedicto XVI recibió al tirano en la Nunciatura Apostólica en la Habana, no lo visito en su residencia en Punto Cero, una humillación. Para quienes ponen en dudas que el tiranosaurio continúa en total dominio, ahora tienen la prueba de que en Cuba nada cambia y todo sigue igual.
En 1962 el tratado Kennedy-Jrushov propicio larga vida a la tiranía castrista, ahora el tratado Francisco-Obama-Castro la perpetúa.
Los cubanos están solos, nuevamente han sido traicionados. En sus manos está el futuro de la Patria. Tú decides!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin pelos en la lengua y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s