Primer cambio… ¡Amar a Cuba!

No es secreto que la mal revolución mato a tiros las esperanzas y futuro de los cubanos. Las nuevas generaciones responsabilizan de sus males a la tierra en que nacieron. Solo han conocido una historia distorsionada y por futuro incertidumbre.
Patria, nación, guerra, agresión, violencia, escases, trabajo y sacrificio, son el alimento diario a lo largo de sus vidas Al igual que una gota de agua en su caída abren huecos en la roca. La dictadura no ha dejado títeres con cabezas, los zarpazos han golpeado todo y a todos. Los próceres de la independencia son matizados. La independencia fue mediatizada y la república se inicia el 1 de enero de 1959, antes no ha existido nada positivo.
La revolución es patria, libertad e independencia. Castro y su pandilla los próceres, el culto a la personalidad como medio vivendi. Qué horror, la confusión es comprensible.
El 91% de los más de 11 millones de cubanos en la isla han nacido posterior a la revolución, han sido educados en una “cultura” que les ha machacado desesperanzas y frustración. Reacción a tan absurda realidad es marcharse del país a vivir cualquier sitio, sin que importen lo que dejan atrás, huir del mal impuesto. Defender esta excluido como alternativa.
albarranEn la historia borrada destaca la vida de Joaquín María Albarrán Domínguez, nacido en Sagua la Grande, Villa Clara, el 9 de mayo de 1860.
En 1872, posterior al fusilamiento de los ocho estudiantes de medicina el 27 de Noviembre de 1871, en la Habana por las autoridades españolas, los padres cubanos temen por la vida de sus hijos. Temerosos los padres de Joaquín Albarrán deciden que sus hijos viajen al exterior. El 20 de Junio de 1872 Joaquín y su hermano Pedro van a Barcelona. De inmediato se involucran, a través de una logia masónica, en el apoyo a la causa independentista cubana. Aportando fondos para esa lucha.
Se gradúa de Doctor en Medicina con solo 18 años, demasiado joven para ejercer la profesión en Cuba, las disposiciones coloniales se lo prohibía, decide antes de regresar, marchar a Francia con el objetivo de ampliar sus conocimientos y tomar cursos de post- grado.
En Francia, no desmayó su amor por la patria, hacia cuantiosos subsidios a la junta revolucionaria cubana. Donativos a Sagua la Grande, pueblo natal, cuando sufría inundaciones del río, los dineros del Saguero ausente eran los primeros en llegar para alivio de los desamparados.
En 1889, se vio forzado adoptar la ciudadanía francesa, de no ser, no habría podido desempeñar importantes cargos en aquella nación, y fue entonces cuando dijo:
¨Si los azares de la vida me han hecho adoptar por patria a la gran nación Francesa, nunca olvido que soy cubano y siempre tenderán mis esfuerzos a serme digno de la patria en que nací¨
Su amor por Cuba y connacionales, destacan en hechos que protagonizo a lo largo de su vida. Si alguien ofendía de palabra a Cuba, o menospreciaba a algún cubano, estaba presto para la defensa. Así ocurrió con el sabio cubano Carlos J. Finlay, cuando se trató de arrebatarle la prioridad en su descubrimiento. Salió en su defensa y expreso: ¡Atrás, nada contra Cuba, nada contra los cubanos!
La historia de Cuba es pródiga en hechos de patriotismo y desinterés. La toma del poder por los revolucionarios marxista en 1959, genero reacciones de mujeres y hombres de todos los estratos sociales, en defensa de los derechos que se les querían arrebatar. Miles son muertos y decenas de miles presos en las ergástulas castristas.
En 1960 los padres asumen el sacrificio de la separación ante el temor por la violencia, al adoctrinamiento marxista y pérdida de la patria potestad de los hijos. 14,048 niños salen de la isla en la operación Pedro Pan. Cinco décadas de terror institucional marcan la vida de los cubanos; los medios y el sistema educativo controlados por el gobierno censuran la información.
En septiembre el Papa Francisco se convertirá en el tercer heredero de Pedro en visitar la isla. Juan Pablo II en enero de 1998, dejo “No tengan Miedos”. Benedicto XVI en marzo del 2012, “La verdad los hará libres.”
El sacerdote cubano José Conrado Rodríguez, reconocido por sus preocupaciones por Cuba, advirtió recientemente que el régimen comunista no ha renunciado a su “voluntad totalitaria”, y que aún no ve mejoría en el respeto a los derechos humanos, sin embargo, dijo que espera que la visita pastoral del Papa Francisco sirva para que los cubanos se descubran como los protagonistas de los cambios que necesita el país.
¿Cambios? El principal tiene que ser el amor a la Patria, sentir el fuego que quema y alimenta, el que alimento al Padre Varela, Albarrán, Martí, Maceo, Céspedes, Agramonte y Boitel. El que acompaña a los exiliados hasta el descanso eterno. El sentir como propios la frase que repetía el periodista Agustín Tamargo “ Cuba primero, Cuba después y Cuba siempre”

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Al PAN, PAN Y AL VINO VINO y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s