Cambiar, dictadura por democracia

CambiosCambios es la propuesta más popular de los políticos populistas e izquierdistas. Las consecuencias de seguir la verborrea se pueden citar a montones siempre con resultados de espantos. Los “cambios” se siguen vendiendo, se compran sin conocer, al final desastres y lamentos.
En la tragedia cubana cada vez son más los vendedores de cambios, los inventan y acomodan con matices disimiles, prevalece el interés a la lógica. Vamos abordar el tema a calzón quitaos en buen cubano, aportando evidencias que posibiliten la reflexión. El lector decide.
“La cultura popular tradicional constituye una dimensión que responde a las aspiraciones históricas de un pueblo en aras de la significación y preservación de las identidades individuales y colectivas, tradiciones, normas, valores sociales, creencias y sobre todo el patrimonio, así como rasgos esenciales que presentan los sistemas culturales. Las transformaciones culturales impactan el quehacer de las comunidades generándose cambios y alternativas en la calidad de vida”
La cultura popular del cubano en 1959 se correspondía con el entorno socio político de la época. Tradiciones muy diferentes a las actuales. Apegado a la familia, las amistades y al terruño natal, no emigraba. En general creyentes, mayormente católicos. Los Testigos de Jehová, Bautistas, Adventistas, Evangélicos y Judíos, tenían representación. Las afrocubanas o santería en mínimos.
Los crímenes y atropellos de la dictadura de Castro provoco reacciones encontradas entre la población, una minoría las rechazo, mientras una mayoría a veces con reserva las aceptaba. Todas las religiones rechazaron desde el primer día los fusilamientos. La presencia de comunistas en el gobierno genero expectativas, Castro repitió mil veces que la revolución era verde como las palmas, no comunista. La Iglesia católica por su relevancia lidero los enfrentamientos, los Obispos cumplieron una misión difícil, firmes juntos al rebaño. Las represalias no se hicieron esperar, los templos pasaron de estar abarrotados de fieles a vacios. Cientos de sacerdotes y religiosas son expulsados del país. La juventud católica sufre la persecución y muerte de sus más destacados dirigentes.
Los centros educacionales privados intervenidos, se cierran la mayoría de los seminarios existentes. Se implanta la educación marxista en el sistema educacional. La represión ahuyenta de los templos a la feligresía cristiana, los menos comprometidos alejan sus hijos de las religiones, se niega la Fe. En abril de 1961, el propio Castro reconoce que es y siempre ha sido comunista, ha mentido a todos.
El 1965 se producen acontecimientos que determinan cambios drásticos en los cubanos. La “ofensiva revolucionaria” que termino la propiedad privada y las actividades laborales por cuenta propia, el despido masivo de trabajadores, no revolucionarios, escondido tras la llamada lucha contra el burocratismo. La expulsión, “depuración”, masiva de estudiantes de los centros de enseñanza superior. En octubre el éxodo masivo de Camarioca. En noviembre represión masiva contra la juventud inconforme y cristianos, son confinados en campos de concentración y trabajo forzados, ubicados en las regiones más inhóspitas de la provincia de Camagüey. Decenas de miles hombres presos, la UMAP.
A finales de los noventa los cambios en las nuevas generaciones son evidentes, la educación marxista, y condiciones socio culturales diferentes, han determinado un cubano alejado del cristianismo, valores familiares, tradiciones y amor a la Patria. Asocian la cultura de los abuelos como causa de sus infortunios. La dictadura se adecua a los tiempos, cierra más los espacios que pueda representar un peligro a su existencia. Cambian los métodos represivos, pero no el objetivo.
La política e incapacidad de los dirigentes revolucionarios, hunden al país más próspero de Ibero América. Hay escases en los artículos de primera necesidad. La soberanía nacional es entregada a la URSS -Unión de Repúblicas Soviéticas-. La economía es dependiente de los subsidios soviéticos y el bloque de países comunistas del este de Europa.
A la caída del muro de Berlín en noviembre de 1989, el colapso de la URSS y el comunismo en Europa en 1990, el gobierno comunista se cierra a cualquier apertura e implanta el llamado “periodo especial”, economía de tiempos de guerra. El objetivo es no ceder el poder, buscan alternativas. Incentivan la emigración, provocan el éxodo masivo de más de medio millón de cubanos en capacidad de trabajar para que se radiquen en USA y envíen remesas a la isla. Retorno de medios sin inversión, esclavos por voluntad propia.
La dictadura alimenta falsas esperanzas. Adecuaciones y actualizaciones de la revolución constituyen el nuevo discurso, la canción de cuna para los cubanos. La dictadura ratifica que no habrá cambios en el sistema político social. La oposición dividida, el debate en formas y procedimientos, se frena la acción. El tiempo corre, no hay resultados, la dictadura gana.
El gobierno de los Estados Unidos una vez más se inmiscuye en los asuntos internos de Cuba, las críticas castristas de antaño se cambian por vítores a las medidas de la administración Obama, evidencia que le benefician en sus objetivos. Intereses económicos poderosos empujan para derogar el embargo económico y degustar el pastel cubano. Ignoran las consecuencias de los inversores que apostaran por la aventura cubana. En todos los casos, sin excepciones, terminaron perdiendo la inversión, algunos han terminado acusados y condenados por delitos dudosos.
Internamente la represión en contra la oposición aumenta, mientras se realizan conversaciones entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba, se reprimen a las Damas de Blanco que asisten a las misas en la Iglesia de Santa Teresita, más de 100 fueron detenidas violentamente. En el oriente del país, opositores de la UNPACU, son reprimidos violentamente, golpeados y detenidos.
Miles de trabajadores habaneros “practican” para el desfile del 1 de mayo. Unos dirán que por obligación, otros para no comprometerse y también por apoyo a la dictadura. Son realidades que no se pueden tapar. Los yanquis no son ahora tan malos, se apunta en otra dirección, a la llamada mafia de Miami.
En todas las religiones se han producidos cambios, sus representantes son más conciliadores, menos contestatarios. La dictadura concede espacios a cambio de reconocimientos y complacencias, un abrazo como el de Judas, la traición a Cristo.
Las grietas son profundas, Raúl Suárez Ramos, pastor bautista y ex confinado en la UMAP, es “elegido” diputado a la Asamblea Nacional Poder Popular. El discurso comienza a tener matices. La dictadura siembra divisiones a la vez que alimenta con migajas las expectativas. Se abren espacios a las religiones africanas, proliferan y toman espacio a las denominaciones cristianas. Las reacciones no se hacen esperar, las religiones cristianas asumen posiciones más conciliadoras con la dictadura que las persiguió hasta casi exterminarlas.
La nueva generación de “exiliados” mayormente aplauden las negociaciones Cuba-USA, quieren el fin del embargo y los viajes turísticos a la isla. Detractan en las redes sociales a quienes se oponen, son los que les dieron la mano y abrieron sus corazones cuando llegaron. “No quieres caldo, pues toma tres tazas”, refrán que significa que, basta que algo no te guste para que tengas que repetir la experiencia varias veces. No hay dos sin tres.
Los cambios son muchos en los cubanos, van desde el hablar a los gustos. Desconocen el filete de res, como máximo reconocen la palomilla. La “caldosa” de origen en las “fiestas” organizadas por el CDR en los 70 y reflejo de la miseria, es hoy un “plato” en la cultura culinaria cubana. Le zumba la berenjena, pero es realidad.
Los religiosos también han cambiado e extremos, lo demuestra el reverendo bautista Raúl Suárez, que dice sintió la “presencia de Dios” al participar en los actos de repudio en Panamá. Afirma que en los hechos violentos contra la disidencia en Panamá también estuvieron estudiantes cristianos, la iglesia episcopal, la federación espiritista, católicos y bautistas. “Me siento un auténtico participante de la sociedad civil cubana, y por eso apoyé la decisión de nuestra delegación de que no podíamos sentarnos con los disidentes que estaban allí, que todo el mundo sabe quién los fabricó, quién los financió y quién los sigue pagando“, afirmó.
Realidad, vocablo que se repite y vuelve a repetirse, que quieren “ver” los que voltean la cabeza. Los cambios están en los cubanos, guste o no, la dictadura no se mueve, permanece inamovible porque conoce que si cambia termina.
Mientras el cubano no cambie la mente y se liberen de tantas porquerías que les han metido en la cabeza, será difícil recuperar lo más importante para el ser humano: la libertad de pensamiento y opinión. Quienes no entiendan que los cubanos son los protagonistas de su destino y que desde el exterior solo recibirán apoyo, están mal.
Soñar no cuesta… Si mañana llegan a Cuba 20,000 millones de dólares en ayudas de los “yanquis” y otros tantos de la UE. Cientos de equipos de construcción, miles de autos, camiones y ómnibus. Medios suficientes para construir y reparar viviendas, crear infraestructuras, desarrollar una próspera agricultura, etc., habrá que trabajar, ganar un salario y poder comprar para satisfacer las necesidades. Pero…
¿En que pagan? ¿CUC o chavitos? ¿En qué moneda comercializan las tiendas “chopi”? ¿Cuál es la moneda usualmente aceptada por los trabajadores por cuenta propia? ¿Existe legislación que garantice la inversión privada? Por favor, basta de falsas esperanzas, de bailar la música que toca la dictadura.
Los cubanos tienen que cambiar la dictadura por la democracia. Regresar al pasado que no conocen, restaurar el capitalismo, reconocer la propiedad privada y el derecho. Trabajar por un futuro para sí y para todos, por un país incluyente, donde todos podamos vivir en paz. Creer en las elecciones libres pluripartidistas.
Hay que cambiar, pero antes, hay que terminar con la dictadura que ha secuestrado las esperanzas, y libertades que impiden avanzar a la nación cubana.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s