24 Febrero, 2014 “Protesta de la Dignidad”

Si es difícil para quienes viven en democracia aceptar el derecho a la libre expresión, mas difícil para quienes no lo han conocido en la mayor parte de sus existencias.

El pasado 24 de Febrero se realizo en la ciudad de Miami una protesta de exiliados cubanos ejerciendo el derecho de la libertad de expresión. El motivo, día y hora, es para no pocos incomprensible, aun cuando no formamos parte de los organizadores, compartimos la necesidad de su realización y programa. No importaba fuese día de trabajo y fuerte sol. La dignidad no se compra, se nace con ella.

A la canallada del 17 Diciembre se opone la dignidad del exilio cubano, había que expresar al presidente Barack Hussein Obama y su administración, el rechazo total por el “intercambio” de un convicto por conspiración en el asesinato de cuatro jóvenes, tres ciudadanos estadounidenses y un residente permanente. El 24 de febrero en el aniversario XIX del crimen y en horas en que fueron fusilados en el aire por aviones de guerra comunistas, el exilio cubano recordaba a las victimas y condenaba la traición que abre las puertas de la impunidad.

No importaba el número de asistentes, uno solo era suficiente para expresar los sentimientos de la comunidad. Asistieron a la demostración de la ira, alrededor de dos mil cubanos exiliados y amigos de la democracia.

Ayer el presidente Obama visito la Universidad Internacional de la Florida (FIU) para promocionar su amnistía a ilegales, nuevamente una protesta de exiliados. Al presidente Obama y seguidores demócratas no le agradan las protestas, quieren ignorarlas por que les joden, critican sin argumentos y los menos las reconocen con peros.

El restablecimiento de relaciones diplomáticas y “aperturas” de embajadas, mero trámite de elevar el rango de las existentes de Oficinas de Intereses, es potestativo de la administración de turno. No tiene base que lo justifique cuando nada ha cambiado, pero, no merece comentarios.

Llamar traición, infamia, cobardía, insensibilidad y lo que cada cual considere, al llamado intercambio, es lógico y proporcionado a la monstruosa acción ejecutada por el inquilino de la Casa Blanca.

Gerardo Hernandez fue convicto por participación en los asesinatos de cuatro personas, juzgado y sentenciado en el sistema de justicia valido para todos los estadounidenses. Los acusados tuvieron asistencia y acceso abogados; apelaron en todos las cortes del sistema de justicia en los Estados Unidos. En todas las instancias el veredicto fue siempre el mismo: culpables. La apelación final ante la Corte Suprema fue rechazada, ratificando culpabilidad y sentencias.

La administración Obama facilito el aberrante hecho de propiciar un proceso de inseminación artificial a un convicto, único caso hasta hoy en el sistema penitenciario de USA.

¿Qué calificativo podemos dar a los hechos? Por favor… basta de apendejadas. Para los críticos de las protestas tan acostumbrados al discurso de líneas rojas que todos se saltan, les seria conveniente ver la línea del exilio. No criticar a quienes se oponen a la tiranía de Castro, aun cuando no se comparten las estrategias, no significa aceptar violación de principios y comulgar con la indignidad, primero muertos. Debe existir reciprocidad, la línea se salta y no precisamente por que sea fina.

Entre los cubano americanos opositores a la tiranía de los Castro hay demócratas y republicanos, también independientes. No es partidismo, es de ser o no ser, estar o no estar, punto. El senador (D) Bob Menéndez, no ha podido ser mas critico, posición que no condiciona su partidismo, al contrario establece un ejemplo a los titubeantes o complacientes.

La protesta estaba dirigida contra el presidente Obama, No era partidista, pero, malditos peros… “maúlla, anda en los tejados, tiene bigotes, cuatro patas y rabo. ¿Qué es? Extrañas coincidencias que se dan y se conoce muy bien el por que.

No se pueden controlar los letreros en una manifestación, ni los gritos, forman del derecho individual de las personas a opinar y expresarse con libertad, nos guste o no. A los que señalan les preguntamos ¿por que no califican o expresan opiniones sobre los hermanos venezolanos que asistieron y se expresaban de la crisis en su país? Los apoyamos, bienvenidos a protestar, los males de ellos tienen el mismo origen que el nuestro, aun cuando fuesen diferentes a los que motivaron la protesta.

No pueden existir medidas diferentes. En estrategias, existen tantas como cerebros, unámonos por lo común y dejemos las minuciosidades a lo individual. Respetemos para que nos respeten. Nada cambiara nuestra opinión al respecto. ¡Viva Cristo Rey! Abajo el castrismo. Para Cuba ya es hora.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EXILIO y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s