Los chistes, estrategia de la tiranía

La tiranía castro comunista desde antes de asaltar el poder, ha sustentado sus acciones en el odio, cultura que ha provocando mucho dolor a las familias cubanas. La división y el enfrentamiento entre padres e hijos, hermanos, amigos y vecinos, han constituido el combustible de la maquinaria propagandística y  base del adoctrinamiento implantado. Tras décadas de machacar en esa dirección existe un hombre nuevo, no como el Che, pero si deformado y distante de los principios y valores tradicionales de la sociedad cubana. 

No debemos asustarnos ante la realidad, lo contrario, reconocer el mal y trabajar para superarlo es fundamental para que los cubanos nuevamente convivan unidos, la verdadera reconciliación necesita del reconocer errores, para posterior caminar unidos hacia un futuro mejor.

Antes de 1959 no existieron divisiones entre cubanos, se discutían de pelota y política, al final un apretón de manos y a celebrar, tras la llegada de la peor plaga de maleantes que se recuerde, las cosas cambiaron radicalmente. De pelota y cuidando los comentarios, de política ni modos, por los riesgos de ir a prisión, y a veces hasta la muerte, una realidad en Cuba por 5 décadas.

La tiranía ha ido más allá, en su paso arrollador, ha destruido la unión de las familias y la convivencia ciudadana, han sembrado el veneno de las divisiones étnicas y regionales, algo desconocido antes de 1959, por la importancia nos vamos a referir a esta última.

Con asombro los que han vivido en el exilio por décadas, observan la proliferación de chistes despectivos y hasta ofensivos, que toman como protagonistas a los pinareños. ¿Por qué?

Llamativo, que “simpáticos” como Alexis Valdés y otros, repiten y repiten los mismos sin respeto a sus coterráneos, la moja constituye la nueva cultura del humor, otro elemento lo constituyen la malas palabras y términos sexuales implícitos. Esta nueva cultura esta bien distante del buen humor tradicional y que fuese magistralmente cultivado por Trespatines, Irigoyen, Garrido y Piñeiro, Pous, Álvarez Guedes y otros.

Recientemente conocimos de un hecho que nos lleva a exponer nuestros puntos de vistas en el tema de los “chistes”, ocurrió esta semana cuando el productor de la cadena UNIVISIÓN Radio y el canal 41 de Miami, Miguel Sánchez Reyes, hijo de Blanca Reyes y del poeta Raúl Rivero, se convirtió en el chistoso de la semana en el programa Pedaleando con Bernie, conducido por el periodista José Alfonso Almora.

Sorpresivamente Sánchez Reyes tomo el micrófono para radiar chistes, no le basto uno, sino que realizo tres pujos; como Miguelito no es alguien irrelevante, es productor de programas, entendemos que el mal esta presente y se hace necesario poner las cosas en contexto.

La “gracia” de los chistes tiene trasfondo, forma parte de la estrategia divisiva de la tiranía, los “chistosos” que las repiten puede que no conozcan el alcance y consecuencias, sin embargo, Miguelito no puede estar ajeno, su trabajo le obliga a ser mas cuidadoso e informarse algo que aparentemente no hace.

Años atrás Alexis Valdés utilizo chistes de pinareños en el programa que a diario trasmitía América Teve,  representantes del Municipio de Pinar del Rio en el Exilio demandaron la oportunidad de responder, les fue concedida, sin embargo los resultados han sido nulos.

Los chistes de Sánchez Reyes provocaron reacciones de oyentes ofendidos, el conductor hábilmente resto importancias, para calmar los ánimos.

Cuando algunos de los chistosos y sus familias, disfrutaban y daban loas al tirano, en Pinar del Rio se luchaba a brazo partido por la libertad de Cuba, cientos de hijos de vueltabajo murieron ante el paredón de fusilamientos y miles fueron a prisiones.

Los residentes de la más occidental de las provincias constituyen el núcleo mayor de exiliados políticos antes de 1992 en proporción al número de habitantes, indicador del poco apoyo a la tiranía y la capacidad mental para detectar la naturaleza tiránica del comunismo por los pinareños. Mirarse en el espejo de la realidad historica cubana ayudaría a los chistosos, no existe nada mas saludable, basta de vivir de engaños.  

La tierra del mejor tabaco  del mundo no solo aporta cantantes, como José Alfonso Almora señalo, Pinar del Rio fue siempre reconocida como la Hospitalaria de Cuba, llamativo es que los dos presidentes democráticos más emblemáticos en la joven Republica, Ramon Grau San Martín y Carlos Prio Socarras, son naturales de la provincia. Cuna de patriotas, políticos, hombres de letras, profesionales destacados, científicos, trabajadores, de hombres y mujeres, cubanos todos sin mas ni menos.

Es tiempo que los chistosos indaguen y conozcan de la historia, valores y principios, repetimos una vez mas que la lucha por la libertad no se inicia en 1994 tras la caída del bloque comunista, el periodo especial o la política que permite las salidas del país sin consecuencias, se inicio en el mismo enero de 1959.

El hombre nuevo cojea de la pata en que sustenta su existencia, su educación es propia de las fuentes que les han guiado en sus vidas, peso que no pueden tirar, a veces como dice el refrán “de tal palo, tal astilla”. Invitamos a leer el trabajo publicado en la página http: //www.anhelosyesperanzas.com, el viernes 10 de junio, 2011, aborda el chiste de la concretera en el cine, se podrá comprobar que tras cada hecho existe una historia muy diferente y la concretera no es la excepción. 

“La concretera en el cine de San Cristóbal, Pinar del Rio”

Durante los últimos días ha circulado por muchos Blogs cubanos, de dentro y de fuera de Cuba, una “preciosa” historia sobre un Chef cubano que le prepara tostones a la Reina de Inglaterra.

Una historia que parece un cuento de hadas, pero que realmente es una broma……..o una manipulación.

Y este criterio me invita a contar aquí la verdadera historia de “La Concretera Pinareña”, la que dejamos dentro del cine, con la intención de que todos conozcan la verdad.

Debemos decir primero que la historia del chef se ha publicado en blogs oficialistas cubanos. Y, como diría Cantinflas, “ahí esta el detalle”.

Solo podemos entender que en Cuba se publiquen historias, aunque sean ficticias, de triunfos de emigrados si esas historias son inventadas por “ellos” con algún motivo oculto.

Y esto ha sucedido en los días en que Reina Luisa Tamayo llega a Miami con los restos de Orlando Zapata Tamayo. Podemos comprender que allá se conocía la posibilidad de un recibimiento masivo por parte del exilio a los restos de quien decidió sacrificar su vida para no claudicar ante sus carceleros y, a la vez, le dio un ejemplo al exilio de que en Cuba hay cubanos dispuestos a morir en defensa de sus criterios.

De ser acertada esta hipótesis, nada mejor que contrarrestarla con otra historia “simpática”, pero que tiene una diferencia elemental con la del chef: Que es verídica. Soy testigo vinculado a aquellos hechos.

Esta es la historia de la concretera “dejada dentro del cine”:

Se la han achacado a diversos pueblos pinareños, pero sucedió en San Cristóbal, de donde soy oriundo.

Para nadie es un secreto que Cuba se ha detenido en el tiempo. Cuba se quedo “parada” en los años cincuenta.

Y en los años cincuenta el entretenimiento popular preferido por excelencia era el cine.

En San Cristóbal había tres cines. Como todas las cosas administradas por el estado, se destruyeron. Y la voz popular reclamaba “que se construyera un cine”. Constantemente salía el tema en cuanta “asamblea de vecinos” se efectuara con las “autoridades populares”.

Al fin, el gobierno municipal decidió construir un cine en San Cristóbal.

Y todos sabemos muy bien como son las construcciones en Cuba. Empiezan con mucha propaganda y después “se quedan dormidas”, hasta que, un buen día, a algún dirigente se le ocurre terminarlas “para tal fecha histórica”. Ya ustedes saben….. ¡A CORRER!

La obra civil (la construcción propiamente dicha) fue ejecutada por la Empresa Constructora de Obras de Arquitectura (ECOA) #2.

La mayoría de los operarios (albañiles) de esta empresa eran villareños del poblado de López Peña. De aquellos villareños del Escambray que mudaron, contra su voluntad, para Pinar del Rio.

A medida que pasaban los días, se comprendía que no se terminaría en tiempo para la fecha programada, como siempre pasa en todas estas construcciones en Cuba.

Y como siempre hacen, se mandan a correr los últimos días y ordenan a las demás empresas que apoyen a los constructores con todos sus recursos.

En ese entonces yo trabajaba en la Empresa de Mantenimiento y Construcción Civil de San Cristóbal, pues no podía trabajar como técnico de televisión debido a problemas de salud, ya que me había contagiado con una epidemia conocida como “hablar mal del gobierno”.

Y muchos como yo fuimos enviados como “apoyo” para que se terminara en tiempo el cine.

ES por todo esto que les he contado, que conozco “lo que paso”.

Llego el dirigente, al cual recuerdo, agitando a todos y exigiendo más rapidez porque “había mucho atraso”.

Le ordeno al jefe de obra: “Pon gente a hacer aquello”. “Pon gente a hacer esto otro”. “PON UN ALBAÑIL CON UN AYUDANTE A LEVANTAR AQUELLA PARED”……. (Esta es la dichosa pared).

Uno de los ayudantes pregunto bajito a “su albañil”: ¿Y la concretera?

Este le miro, se puso un dedo índice sobre los labios y le dijo: Sssshhiss. Que rompan después para sacarla.

Como dije antes, debemos tener presente que estos albañiles, todos, fueron presos políticos o controlados como tales.

Este “ayudante” vivía hace unos cuatro o cinco años por la zona de Tampa. No he vuelto a saber de el.

Finalmente, la pared no se llego a levantar porque alguien mas se dio cuenta y “cambiaron la orden”, pero ya el caso se quedo en las risas de la gente.

Los constructores principales no eran pinareños, pero no “dejaron” la concretera por brutos, sino por un trasfondo político.

El dirigente que dio la dichosa orden es oriundo de La Habana.

Y así, gracias a la revolución, San Cristóbal pudo tener un cine con menos asientos que el menor de los tres que había antes del 59 y en el cual casi no se exhiben películas desde hace más de quince años.

Pero tenemos un cine……. ¡EL CINE DE LA CONCRETERA!

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Al PAN, PAN Y AL VINO VINO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s