De 1933 a Hoy, …III Parte

Se puede establecer que los políticos de corte revolucionario consideraban que Fidel Castro era uno más y tenían márgenes para “utilizarlo” en beneficio, el estudiante-gángster muy pronto cambio las posiciones y los “utilizo” en beneficio de su interés, para posterior echarlos de su lado a patadas por el trasero.

En la persona de Fidel Castro se conjugan ingredientes que dan forma a una personalidad controversial. Estudio las obras Hitler, fue alumno aventajado de los políticos llamados revolucionarios, conocedor de las intrigas y engaños necesarios para alcanzar el poder, un hombre sin escrúpulos y principios morales, además de cobarde.

El propio Fidel Castro es quien mejor describe su personalidad e intereses, a continuación párrafos del discurso que pronuncio el día 8 de enero 1959 en el campamento militar de Columbia a su llegada a la Habana.

Es posible que la alegría mayor en este instante sea la alegría de las madres cubanas. Madres de soldados o madres de revolucionarios, madres de cualquier ciudadano, hoy experimentan la sensación de que sus hijos, al fin, están fuera de peligro

El crimen más grande que pueda cometerse hoy en Cuba, repito, el crimen más grande que pueda hoy cometerse en Cuba sería un crimen contra la paz. Lo que no perdonaría hoy nadie en Cuba sería que alguien conspirase contra la paz.

Todo el que haga hoy algo contra la paz de Cuba, todo el que haga hoy algo que ponga en peligro la tranquilidad y la felicidad de millones de madres cubanas, es un criminal y es un traidor. Quien no esté dispuesto a renunciar a algo por la paz, quien no esté dispuesto a renunciarlo todo por la paz en esta hora, es un criminal y es un traidor.

Como pienso así, yo digo y yo juro ante mis compatriotas que si cualquiera de mis compañeros, o nuestro movimiento, o yo, fuésemos el menor obstáculo a la paz de Cuba, desde ahora mismo el pueblo puede disponer de todos nosotros y decirnos lo que tenemos que hacer. Porque soy un hombre que sabe renunciar, porque lo he demostrado más de una vez en mi vida, porque eso he enseñado a mis compañeros, tengo moral y me siento con fuerza y autoridad suficientes para hablar en un instante como este

Y a los primeros que tengo que hablarles así es a los revolucionarios; y si fuere preciso, o mejor dicho, porque es preciso decirlo a tiempo.

No está tan lejana aquella década que siguió a la caída de Machado; quizás uno de los males más grandes de aquella lucha fue la proliferación de los grupos revolucionarios, que no tardaron en entrarse a tiros los unos a los otros. Y en consecuencia lo que pasó fue que vino Batista y se quedó 11 años con el poder.

—y ahí está Carlos Prío Socarrás como ejemplo, que ha venido a Cuba en una actitud de ayudar a la Revolución incondicionalmente, como dice, y no aspirar absolutamente a nada— no ha protestado del hecho, no ha protestado absolutamente nada, no ha mostrado la menor queja, ni la menor inconformidad por el gabinete, sabe que hay un gabinete de hombres honrados y de hombres jóvenes, que bien merece que se le otorgue un voto de confianza para trabajar.

 Hoy yo quiero advertir al pueblo, y yo quiero advertir a las madres cubanas, que yo haré siempre cuanto esté a nuestro alcance por resolver todos los problemas sin derramar una gota de sangre. Yo quiero decirles a las madres cubanas que jamás, por culpa nuestra, aquí volverá a dispararse un solo tiro; y yo quiero pedirle al pueblo, como le quiero pedir a la prensa, como le quiero pedir a todos los hombres sanos y responsables del país, que nos ayuden a resolver estos problemas con el apoyo de la opinión pública, no con transacciones, porque cuando la gente se arma y amenaza para que le den algo, eso es una inmoralidad, y eso no lo aceptaré jamás

…que esos son los problemas que de verdad tiene que resolver el Gobierno Revolucionario, el millón de problemas que tiene el pueblo de Cuba, y    que para eso tiene un consejo de ministros de hombres jóvenes que yo   sé que están poseídos de un entusiasmo, que tengo la seguridad de      que van a cambiar a la República, tengo la seguridad. 

Además porque hay un Presidente que está seguro en el poder, que no lo amenaza ningún peligro, porque los peligros de que yo hablaba, no eran los peligros de que el régimen sufriera algún peligro de ser derrocado, son a mil leguas de distancia de eso; yo hablaba del peligro de que se derramara una sola gota de sangre más. Pero el Presidente de la República está consolidado, reconocido ya por todas las naciones —no todas, pero rápidamente lo están reconociendo todas las naciones del mundo—, y cuenta con el respaldo del pueblo y con el respaldo de nosotros, con el respaldo de las fuerzas revolucionarias; y respaldo verdadero

Así que ahora todos tenemos que trabajar mucho. Yo, por mi parte, estoy dispuesto a hacer todo lo más que se pueda en beneficio del país, como sé que están todos mis compañeros, como sé que está el Presidente de la República y como sé que están todos los ministros, que no van a descansar. Y yo les aseguro que si hoy sale uno de Cuba y regresa dentro de dos años, no va a conocer esta República.

Se esta forma comenzó la traición en contra del pueblo cubano, sus afirmaciones denotan la personalidad de un personaje capaz de todo para lograr sus objetivos, el pueblo cubano incapaz de comprender la realidad y aspiraciones de un personaje maquiavélico, al que solo importaban sus pretensiones de líder gasteril.

El primer gabinete en enero de 1959 es integrado por políticos de corte tradional que trasmiten la imagen de unión y responsabilidad, al país y al mundo. Simultáneamente las milicias y guerrillas revolucionarias toman control de las principales instalaciones militares sin disparar un tiro, las fuerzas militares regulares de la Republica acatan las órdenes del gobierno y no presentan oposición, se les garantiza el respeto de sus derechos.

En la ciudad de Santiago de Cuba el día 12 de enero de 1959 son ejecutados sin juicios más de 60 militares, enterrados en una fosa común con el uso de buldózer. A lo largo del país se persigue a militares y simpatizantes del gobierno de Batista, se les acusan de cometer actos criminales, se realizan juicios sumarios sin garantías y respeto de los derechos de los acusados, se aplican fuertes sanciones que lleva a la muerte por fusilamiento a cientos de personas.

Se realizan actos de hostigamiento, atropellos, violaciones y asesinatos con el “escudo protector” de políticos utilizados como disfraz. El gobierno se fracciona, unos se apartan y otros son apartados, Fidel Castro utiliza su mejor arma: utilizar y destruir.

Al tomar posesión en el Palacio Presidencial como Primer Ministro, el 16 de febrero de 1959, Castro declaró: “Yo no soy un aspirante a Presidente de la República… no me importa ningún cargo público, no me interesa el poder”.

Aquel desinterés conmovió a la nación. Se presentaba hipócritamente como un líder distinto, un patriota ungido celestialmente con un altruismo inédito en la historia del país. Despojado de la ambición personal de los políticos tradicionales, Fidel estaba anunciando que no participaría en las elecciones presidenciales que se iban a celebrar pronto según él había prometido desde la Sierra Maestra.

Solo que semanas después lanzó la consigna de “¿elecciones para qué?”, y medio siglo más tarde aún no han vuelto a celebrarse.

Hoy a días de cumplirse 54 años del asalto al poder del gobierno de la Republica de Cuba se mantiene en control del país, en el umbral del infierno persiste como hace mas de seis decadas su profundo odio a los cubanos.

El día final de la tiranía llega, permita Dios que cuando ocurra este personaje aun no resida en el infierno, para de forma responsable y apego a la ley internacional encausarlo, para que responda por los crímenes que es responsable.

La edad, condiciones fisicas y amiguetes internacionales no podran impedir que se cumpla lo expresado por José Martí: “NO HAY PERDON PARA LOS CRIMENES DE ODIO”

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en NUESTRA HISTORIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s