Un día después…

El proceso electoral en Venezuela de ayer es historia, nuevamente Chávez “gana” y gobernara por otros seis años más.

Por semanas nos excluimos de comentar al respecto para no “meter” las narices y sobre todo respetar a los exiliados venezolanos radicados en el sur de la Florida.

Nuestros comentarios de hoy no se diferencian de los que con relación a Venezuela y las elecciones, expresamos por mas de una década, terminar con la dictadura de Chávez dirigida desde la Habana es mas complicado de lo que nuestros hermanos venezolanos consideran.

Los gobiernos de izquierda se aferran al poder y utilizan todos los medios para mantener las riendas, si se une la alianza con un régimen tiránico como el existente en Cuba por más de cinco décadas, la tarea es cuesta arriba y llega a ser imposible.

La vía electoral solo contribuye a legitimizar a las dictaduras de izquierda, veamos por que consideramos que es así y por que lo venezolanos nuevamente se equivocaron.

Chávez ha tenido el tiempo suficiente colocar a sus servidores en las instituciones y tomar control de total del país, el Consejo Electoral Nacional CNE es “controlado” por Chávez con el asesoramiento de la Habana y la asistencia de expertos informaticos cubanos que tienen accesos y control de los programas de escrutinio.

Esta última aseveración siempre encuentra dudas, de inmediato la rechazan y califican de una exageración más de los exilados anticastristas de la mafia de Miami. Nada más distante de la realidad, para los que conocen los métodos de los castristas es sencillo determinar hacia donde dirigen sus acciones.

El fraude electoral es real, un sistema “ultra moderno” controlado por asesores cubanos que programan e introducen lo necesario para  garantizar los resultados que desean, sistema en apariencia transparente e invulnerable, que “tontos no tan tontos” como el presidente Carter certifican como el mejor del mundo.

Chávez ha tenido tiempo suficiente para crear mas de un millón de empleados estatales a sus servicio con el compromiso de fidelidad como pago a los salarios que devengan, empadronar a millon y medio de nuevos votantes, organizar grupos paramilitares, establecer alianzas con delincuentes y el narcotráfico. La penetración ha llegado a los barrios marginales en los que su lenguaje encuentra tierra fértil, no duda en pagar salarios a las amas de casa, en fin todo un andamiaje para comprar “simpatizantes”.  

Con impunidad utilizo los medios de comunicación controlados para su beneficio, a la vez que negaba el acceso a la oposición, las intervenciones de gobierno las transformo en discursos de campaña electoral, con mentiras sustento teorías de conspiraciones, no cejo en establecer que de ganar la oposición se produciría un baño de sangre. Mentiras que erosionaban y debilitaban, a la vez que llevaban el miedo al venezolano.

Chávez mintió y con asesoria de la tiranía de Cuba, nos engaño a todos creando un cáncer inexistente. Se aseguro que la oposición estuviese de forma permanente bajo presión de cometer errores que les fuesen violacion de las leyes.

Amenazas y descalificaciones acompañaron a los opositores que pretendían desafiarlo, se garantizo minimizar los contendientes y buscar el menos agresivo. Rechazo los debates para no abordan los temas de interés a los votantes y poco  importan al bufón de Castro.

La apuesta del chavismo fue la de atemorizar a los venezolanos al crear un ambiente de conflictos con consecuencias imprevisibles para los venezolanos si no era electo presidente.

La oposición una vez mas sucumbió y acepto ir a unas elecciones con resultados establecidos, el entusiasmo de las multitudes que paulatinamente se unían a la oposición servían de abono al chavismo para alcanzar una victoria fraudulenta y que tenia como mayor aval de credibilidad, las manifestaciones de los lideres opositores que confiados repetian que Venezuela tenia un sistema electoral transparente inmune al fraude.

Cayeron en la trampa imposibilitados de impugnar o denunciar fraudes, les toca comerse las palabras y aceptar la victoria Hugo Chávez. Las esperanzas se posponen por otros seis años en que  nuevamente se realicen elecciones.

Enrique Capriles Radonski es la nueva victima de los procesos electorales venezolanos, su futuro es el mismo de Rosales.

Un día después…, con respeto expresamos a los venezolanos que no esperen que los izquierdistas respeten la democracia, tampoco la solidaridad internacional a vuestras demandas.

Al igual que a los cubanos el único camino existente es el de la confrontación y derrocamiento.

En el caso cubano una minoría lo buscamos con tesón entre 1960-1980 sin resultados, los propios cubanos rechazaron la lucha y prefirieron apoyar al tirano, la solidaridad internacional nunca se produjo y los “amigos” traicionaron pactando con el tirano.

Una realidad que duele y no deseamos, pero que no podemos negar y tampoco callar, pese al tiempo y los agravios aceptamos las consecuencias, seguimos adelante convencidos de que quienes usurpan el poder en Cuba no lo van a ceder por vías democráticas, hay que quitárselo.

Un día después les corresponde a los venezolanos meditar, Dios permita que las mentes encuentren caminos de entendimientos que posibiliten la convivencia en la Patria de Bolívar.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Al PAN, PAN Y AL VINO VINO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s