La agenda del libelo “The Miami Herald”

La agenda del libelo The Miami Herald y la versión en español El Nuevo Herald son archí conocidas por los cubanos que luchan por la democracia para Cuba, no es necesario escribir al respecto.

El nivel del descrédito de El Nuevo Herald se hace evidente cuando su director Manny García, un desconocido y sin personalidad, presta su nombre al periodista Marc Caputo para escribir artículos en contra del congresista federal David Rivera.

No somos abogados defensores de nadie, el congresista cubano americano David Rivera deberá enfrentar las acusaciones del libelo empecinado desde siempre en manchar su nombre y “sacarlo” de la política.

¿Por qué un director presta su nombre?, difícil respuesta, sin embargo no rechazamos entrar en el debate conociendo los intereses que se mueven detrás del libelo y los posibles intereses de su director.

Han pasado los tiempos en que el Herald tenia la atención de los residentes del sur de la Florida, una historia llena en desatinos, políticas discriminatorias, incidentes criminales, utilización del medio en busca de favores políticos, etc., han erosionado las bases del periódico para convertirlo en lo que es hoy: tres paginas llenos de odios escritos por periodistas desconocidos, que nadie compra.

Resaltamos que la comunidad cubana ha sido por décadas objeto de ataques por el Herald, el editor principal nos califico de “perros”, ante las protestas rectifico y busco un diminutivo “perros chihuahuas”.

La reacción de la comunidad por primera vez fue contundente, decenas de miles de suscriptores suspendieron las mismas, desde entonces el Herald camina como el cangrejo sin encontrar espacios para la recuperación. El Herald siempre ha mantenido una política de rechazo a la causa de la libertad de Cuba y a la comunidad mayoritaria del sur de la Florida.

Los cubanos para enfrentar los intereses tras la cara visual del Herald, no han encontrado el respaldo en sus principales entidades económicas para doblar las piernas y poner de rodillas al libelo, el capital de los cubanos no ha actuado como lo hubiese hecho la comunidad judía ante un ataque a su comunidad.

Campañas sin sentido como la emprendida por Jorge Mas Canosa y la FNCA llenando ómnibus con la consigna “Yo no creo en el Herald”, no afecto en donde mas duele: las finazas. Solo sirvió para alimentar la prepotencia y odios del Herald en contra de los cubanos.

Se actuó por las ramas, si en lugar de gastar el dinero destinado a la publicidad en vallas y ómnibus, los miembros de la FNCA dueños de negocios que se anunciaban en el Herald hubiesen retirado los anuncios otro gallo cantaría.

El Herald ha manipulado la comunidad de Miami en beneficio de sus intereses, el mas conocido financiar con dinero publico el conocido elefante blanco del Centro de Artes construido a escasa distancia de sus viejas instalaciones, políticos inescrupulosos “cándidamente” apoyaron la utilización del dinero de los contribuyentes para la obra y otras, que contribuyeron decisivamente al aumento del valor de los terrenos del Herald, una zona conflictiva y escaso valor se convirtió en centro de la principal zona del desarrollo en la ciudad de Miami, el Herald vendió los terrenos e instalaciones a una compañía extranjera para construir en ellos un casino al estilo Las Vegas.

El libelo reducido al mínimo y a las puertas del colapso económico, busca atraer la atención de lectores y se vale de todo, es a lo que Manny García se dedica para salvar su trabajo.

Sus intentos en destacar y atraer lectores no han funcionado, aposto por publicar reportajes que interesaran a la comunidad cubana y atraer lectores, fracasaron las series Peter Pan, Mariel, Bahía de Cochinos y otras en las que dedico sus esfuerzos.

El Herald se lanzo de cabezas en contra del alcalde Carlos Álvarez apoyo el proceso revocatorio realizado, mas por quienes lo financiaban que por el objetivo que buscaban. Apoyaron la elección como alcalde de Carlos Jiménez en contra de Julio Robaina.

En la eleccion por la alcaldía de la ciudad de Hialeah, población mayormente cubana, se lanzan en contra de Carlos Hernández sin importar que el principal rival es Raúl Martínez, ex alcalde de la ciudad con el que siempre estuvieron enfrentados, el Herald jugo un papel determinante en el proceso por corrupción en su contra que casi le lleva a la cárcel.

Paralelamente muestra pasividad absoluta con Norman Braman que recluta candidatos para enfrentar a políticos y paga sus campañas electorales, escriben y se cuidan el trasero por las reuniones en la ciudad de Hialeah de políticos que antes fueron blancos de ataques del libelo, actividad cuestionada por las comisiones de ética del estado y condal.

La persecución en contra del congresista David Rivera es antigua y tiene por objetivo que el escaño al congreso federal pase a manos de un demócrata, los intentos hasta ahora han terminado en el fracaso por que los electores han votado abrumadoramente por David Rivera en dos elecciones anteriores.

A tres meses de una nueva elección, inician la persecución en contra del congresista David Rivera y el director del Nuevo Herald, el señor Manny García presta su nombre para lanzar acusaciones en su contra.

Nos agradaría conocer que Manny García se hubiese “metido de lleno” en causas mas representativas y de interés para la comunidad, ver su nombre en artículos y al frente de una campaña cívica para esclarecer los resultados de la ultimas elecciones y las boletas ausentes, mal que todos conocen y que nadie se moja el trasero.

Manny García prefiere perseguir a David Rivera y apoyar al demócrata Joe García, perdedor de todas las eleciones en que ha participado y que suman 5, por simpatía o apellidos quien sabe, en lugar de liderar investigaciones de interés para la comunidad y defensa de la democracia. Como dijera un amigo: “si es importante pelear en la guerra en defensa de la seguridad del país, es importante también luchar en defensa de los valores democráticos puestos en dudas por quienes hacen fraude electoral”.

Manny García se equivoca o quiere equivocarse, el Herald languidece y camina a su desaparición, la sociedad necesita del diario pero intereses ajenos a los intereses de la comunidad lo destruyen.

Nos atrevemos a lanzar temas en los que el libelo podría marcar diferencias realizando investigaciones y reportaje objetivos: “inscripciones de no ciudadanos en el privilegiado listado de votantes y las boletas ausentes”, temas en los que el Herald y Manny García están ausentes o mirando a otros sitio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EXILIO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s