Rabia, vergüenzas y consternación

La noticia publicada del descubrimiento en el aeropuerto internacional de Miami por las autoridades de aduanas, de dos fetos humanos en envases de arcilla sellados llegados desde Cuba, transportados por dos viajeras, nos producen rabia, vergüenzas y consternación.

La decadencia moral de la sociedad cubana construida por la tiranía de los hermanos Castro es evidente, el hombre nuevo creado por el sistema no es mas que un engendro carente de valores, principios y educación, han apelado a todo sin importar las consecuencias para mantener el poder.

Sentimos vergüenzas por que una vez más personas inescrupulosas, “frutos de la moral socialista”, que nuevamente ponen en los primeros planos internacionales una imagen miserable del pueblo de Cuba. Sentimos rechazo y corajes, por que desalmados mal nacidos y educados por una tiranía que nos odia, con acciones anormales distorsionan la realidad un pueblo reconocido por virtudes y no por sus bajezas.

Fidel Castro cargado de odios y envidias acumuladas por el negado apoyo en sus reiterados intentos por ocupar posiciones publicas por la vía de la elección popular antes de 1953, engendro en su ser la venganza que posterior desarrollo coherentemente con la vileza propia de un demonio.

Sus objetivos no eran y son otros, que destruir Cuba como nación y los valores de sus residentes, una vez que asalto el poder en la madrugada del 1 de enero de 1959, a base engaños, mentiras y asesinatos. Con afán trabajo para cumplir su venganza y para el objetivo, nada mejor que crear un hombre nuevo cargado de miserias humanas.

En parte consiguió el objetivo, basta conocer quienes forman su entorno y seguidores de estilo fundamentalista., el “hombre nuevo” creado esta formado a base de la acumulacion de cuanta miseria humana se conoce: el sexo en su forma mas grotesca, la santería, el robo y el vicio en general, para completar le unen la vagancia y poco sentido de responsabilidad.

Nuevamente los cubanos son noticias por la acción de dos mujeres irresponsables que por unos dólares y la complicidad de las autoridades de inmigración y aduanas del gobierno de Cuba, trasportan fetos humanos. Las autoridades norteamericanas tienen que valorar seriamente las evidencias de la complicidad de los controladores de aduanas en Cuba, que  igual que permiten la salida de dos jarras de barro con dos fetos humanos que lo hacen con otras sustancias para hacer daño al país que los líderes cubanos han jurado destruir.

La posibilidad de que muchas de las enfermedades por virus y bacterias, que se registran en territorio norteamericano se originan en Cuba y forman parte de un consciente ataque biológico, nuevamente las evidencias demuestran que desde la isla pueden llegar a territorio continental tomeguines y fetos humanos, y quien sabe.

¿Hasta cuando los residentes en los Estados Unidos van a estar expuesto por negligencias, complicidades o errores en la política migratoria, a la posibilidad de ataques biológicos desde Cuba? , ¿Puede el chantaje cubano originar tanta debilidad política?, ¿Pueden los intereses económicos imponerse por encima de la razón?, es tiempo de terminar

Los cubanos amamos la patria y la familia, no podemos permitir más atropellos, tenemos la responsabilidad de poner a un lado las diferencias y unirnos en el objetivo de terminar de una vez con la tiranía de los hermanos Castro. Mientras exista, los cubanos cautivos en la isla van a sufrir penurias, discriminación y el rechazo internacional.

Por décadas se ha pretendido ignorar la realidad y señalar responsabilidades en otros eludiendo las propias, al final todos somos responsables y quienes realmente sufren son los que viven alla,  familiares y amistades, no mas engaños, falsas esperanzas y mejoras que no llegan.

El imperialismo no tiene la culpa ni es responsable de nuestros males, lo son el régimen tiránico en base a un sistema fracasado y obsoleto, los dirigentes que odian a los cubanos, las envidias y frustraciones de quienes fueron engañados, los que acumulan el dolor por las esperanzas fallidas y los años perdidos, simplemente los que estan muertos en vida.

Es tiempo de mirar al interior de cada uno, meditar, comprobar que todo cubano que se libra del yugo de la tiranía, resida donde resida, consigue en poco tiempo lo que por décadas le fue negado en la isla esclava pese a los sacrificios impuestos. Basta el cambio para que renazcan las esperanzas y con ellas la vida, para que el esfuerzo individual permita alcanzar los que se les negó en toda su existencia.

Ahí están los hechos, realidad que todos pueden constatar, con un cambio radical en Cuba, todos podrán disfrutar de lo mismo, pero en la tierra que nos vio nacer sin necesidad de emigrar en unión de familiares y amigos.

El destierro no es la solución al problema, la solución es el derrocamiento del régimen y el regreso al sistema democrático, cambio que tiene un alto precio, que mas tarde o temprano hay que pagar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Al PAN, PAN Y AL VINO VINO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s