Carta de Néstor Campanería Ángel a Monseñor Wensky

Monseñor Wenski:

Mi nombre es Néstor Campanería Ángel, nacido en Cuba y residente de Miami desde hace 50 años; soy miembro de la parroquia de St Kevin, donde estoy activo en varios apostolados, desde 1972; soy cursillista (#69), hemos sido, mí señora y yo, miembros del Movimiento de Camino del Matrimonio. Ambos somos ministros laicos, activos también en St. Kevin.

 El 18 de Abril de 1961, mi hermano, Virgilio Campanearía Ángel, miembro de la A.C.U. Acción Católica Universitaria y estudiante de Derecho de la Universidad de La Habana y de la Universidad Católica de Villanueva, fue ejecutado ante un paredón de fusilamientos, junto a Alberto Tapia Ruano y otros 6 cubanos más. Virgilio tenía 23 años.

 Ya frente al paredón, y antes de morir, sus últimas palabras, oídas en toda La Cabaña por todos los presos, fueron….VIVA CRISTO REY….VIVA CUBA LIBRE…VIVA EL DIRECTORIO REVOLUCIONARIO ESTUDIANTIL.

 También Virgilio dejo una carta, su testamento político, y en ella nos dice, entre otras cosas…”La muerte no me preocupa, porque tengo fe en Dios y en los destino de mi Patria”…”yo voy feliz porque ya veo libre a mi Patria”….”ya no habrá mas odio entre hermanos, ya no habrá mas gargantas que pidan paredón.”

 Mas adelante, continua Virgilio: “pobre Cuba, cuanto has sufrido, pero la Cuba nueva surge del odio para sembrar el amor, de la injusticia para sembrar la justicia, justicia social. No demagogia engañadora de pueblo, una Cuba para los cubanos y “con todos y para el bien de todos”

 La carta, de la que Ud. puede fácilmente conseguir una copia completa, termina con las frases que gritaría antes de ser fusilado. (Para leer carta: http://bit.ly/zW1sU3 )

 Podría continuar nombrando muchos otros hechos represivos contra mi familia, como es que el cuerpo de Virgilio fue enterrado en una fosa común y sin marcar en el cementerio de Colon en La Habana; y que a mis padres nunca los dejaron salir, sino cuando mi padre murió…para poderle quitar la casa a la anciana viuda.

 Como vera, tengo muchos motivos, por los cuales volver a Cuba (pero solo a una Cuba como la soñó mi hermano).

 Monseñor Wenski: no quiero alargar más esta carta, pero espero que Ud. no este creando un nuevo “apartheid” aquí en el sur de la Florida…”los que van, por que el gobierno de Cuba se los permite y los que queriendo ir, no pueden, por que se les niega el permiso”

 Quiero recordarle, que en Cuba aun hay represión; que en Cuba aun se persigue a aquellos que NO están de acuerdo con el régimen imperante; que “aun hay gargantas que piden paredón”; que el hecho de que la Iglesia, nuestra Iglesia, tenga un poco mas de apertura (conveniencia??) NO quiere decir que el pueblo cubano goza de plenas libertades.

 Sinceramente, creo que el gobierno de Raúl Castro, solo permitirá la entrada a aquellos que ellos consideren no les crearan problemas. Me pregunto…Cuales serán los requisitos?

No me prolongo más. Solo le pido a Dios que esta idea suya, de la peregrinación, no sea un error que divida mas aun a los católicos de Miami. Y lo que aun puede ser mas triste, la división entre los Católicos cubanos y los de la Diáspora.

Con mi mayor respeto.

 Néstor Campanería Ángel.

72XX SW X4X Ave.

Miami,Fl.331XX

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EXILIO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s