Señores fariseos, no más mentiras

Reproducción y comentarios al articulo publicado en el Nuevo Herald, Diciembre 3, 2011,

 La virgen amaneció con el Che en la Plaza de la Revolución de La Habana. AFP

Para leer articulo completo: http://bit.ly/vZUipy

LA HABANA — Con velas y antorchas, dando vivas a la virgen y a Cuba, cientos de cubanos amanecieron este sábado en la Plaza de la Revolución venerando a la Caridad del Cobre, Patrona Nacional, muy cerca de la sede del Partido Comunista, en una suerte de milagro político.

En ese mismo lugar, el 25 de enero de 1998, Juan Pablo II pidió a Cuba que se abra al mundo y al mundo que se abra a Cuba, en una multitudinaria misa campal con la que selló la primera visita papal a la isla, escoltado por el monumento al héroe nacional José Martí y un enorme rostro sonriente del Che Guevara erigido sobre la fachada del Ministerio del Interior.

La Plaza de la Revolución, donde Fidel Castro habló cientos de veces a multitudes de sus seguidores, es el sitio simbólico de la revolución, que algunos opositores han intentado alcanzar infructuosamente para sus demostraciones anticastristas.

Desconoce el articulo que el día 28 de Noviembre de 1959, antes de que en la Plaza Cívica de la Habana fuese utilizada por la tiranía para los actos, la Virgen Mambisa estuvo presente en el multitudinario acto celebrado en la celebración del Congreso  Católico cubano, hecho que marco un antes y un después.

Sosteniendo una vela, Dacy Arnao, de 58 años, recuerda la misa del Papa en este sitio y opina que “entronizar” a la virgen en la Plaza de la Revolución “es muy importante desde el punto de vista de la civilidad cubana”.

La imagen de la virgen comenzó su peregrinaje en agosto de 2010 y llegó a La Habana el mes de noviembre pasado, donde permanecerá por 56 días tras recorrer 28.000 kilómetros por toda la isla, siendo venerada por más de cinco millones de personas, según participantes del recorrido.

En primer peregrinaje de la Virgen de la Caridad del Cobre por toda la isla, se realizo en los días previos a la celebración del Congreso Católico cubano, efectuado en la Habana en noviembre 28-29 de 1959, por que se miente tan descaradamente.

Este ha sido el primer peregrinaje después del triunfo de la Revolución en 1959, y es resultado de un diálogo de aproximación entre la Iglesia y el Gobierno, iniciado en mayo de 2010, tras décadas de enfrentamiento y distancia.

“No estamos en cualquier lugar, estamos en un lugar muy significativo, es el momento de orar por todo y por todos”, dijo el Obispo Auxiliar de La Habana, Juan de Dios Hernández, a los congregados en la Plaza de la Revolución.

Según la Iglesia, que apoya las reformas del presidente Raúl Castro para actualizar el modelo económico de corte soviético en la isla, el peregrinaje tiene un sentido de reconciliación, tolerancia y paz entre todos los cubanos.

“A ti clamamos Virgen Mambisa para que todos seamos hermanos”, cantaron los presentes, en referencia a la imagen venerada por los mambises,comose denominaron los soldados independentistas deCuba en el siglo XIX.

 Cuantas veces han orado publicamente estos prelados por las almas de los cubanos asesinados por la tiranía de Fidel Castro, es posible hablar de reconciliación y deliberadamente olvidar los muertos. Antes de la reconciliación tiene que existir el arrepentimiento y posterior el perdón, solo así podrá existir reconciliación, las victimas demandan justicia sin odios y pasiones.

En la página Web: http://www.memorialcubano.org  existen videos de celebraciones  que el exilio realiza para honrar a las victimas, en los que sacerdotes católicos, publicamente y en plena libertad celebran misas por las almas de las victimas, la justicia y la reconciliacion entre los cubanos, muy diferentes a las que la jerarquía de la isla realizan.

Un automóvil con altavoz reprodujo fragmentos de la homilía pronunciada en La Habana por el Papa Juan Pablo II, que fueron acogidos con aplausos.

Autoridades de la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista (PCC, único) asistieron a la ceremonia, que comenzó a las 05H55 locales (10H55 GMT) y duró 45 minutos, hasta los primeros albores del día.

 ..la tarea de comenzar las actividades contrarrevolucionarias estuvo a cargo de aquellos señores que se agazaparon y se agacharon con lo de Girón, esperando el momento propicio.  ¿Cuál consideraron el momento más propicio?  ¡Ah!, claro está que los fariseos estos, los desvergonzados estos, los “pancistas” estos, no albergan ningún sentimiento de humanidad, ningún sentimiento noble, ningún sentimiento limpio.

Fragmento del discurso de Fidel Castro el 19 de Septiembre, 1961 en el Teatro García Lorca.

 “La virgen está ligada indisolublemente a la patria (…) a la casa Cuba, donde cabemos todos”, dijo el sacerdote Jorge.

Los encargados de comenzar, como decía, fueron los eternos fariseos, ¡tan buenos!  (RISAS), ¡tan santos!  (RISAS), ¡tan humanos!  (RISAS.)  ¿Cuál era el día de los fariseos, de los siquitrillados, de los contrarrevolucionarios del imperialismo, de los agentes de la Central de Inteligencia y de los traidores al país?  ¿Cuál era el día de los vendidos al imperialismo?  Pues un día de festividad religiosa: el día de la Caridad.  ¿Qué hacen?  Solicitan permiso para una serie de procesiones.  Muy bien.  El Gobierno Revolucionario no tiene por qué oponerse a actos de tipo religioso.

Ahora, eso sí, mientras no quieran convertir cada acto de esos en un acto contrarrevolucionario.  Muy bien. Nosotros sabíamos que el plan comenzaba.  Simultáneamente tenían preparado a otro cura en Miami para un acto allá, en un estadio de Miami, un sermón, por la noche; y al mismo tiempo tenían otro acto contrarrevolucionario con otro cura en México.  El mismo día todo, absolutamente.  Las agencias preparadas para la provocación que iban a llevar adelante.

 …clero falangista, como prueba de que era todo un plan, no se limitó a preparar el show para el Día de la Caridad sino que, unido a esos, llevó a cabo una de las cosas más bajas, una de las patrañas más indecentes a las que ha acudido nunca… bueno, las contrarrevoluciones en todas partes del mundo acuden a esas cosas, pero que es una prueba de la calaña moral de la contrarrevolución 

Fragmentos del discurso de Fidel Castro el 19 de Septiembre, 1961 en el Teatro García Lorca

Muchos cubanos identifican la imagen cristiana de la virgen con Oshún, deidad del panteón yoruba, diosa del amor, la belleza y las aguas.

Durante su recorrido por La Habana, la imagen visitó no sólo templos, sino también escuelas, hospitales, prisiones, universidades y otros centros estatales, hasta culminar el día 30 de diciembre próximo en una misa campal en la avenida del Puerto, a orillas del mar.

Todo el mundo sabe que nosotros no necesitamos disparar armas de fuego contra “cuatro gatos”; todo el mundo sabe que cuando nosotros saquemos las masas a la calle frente a los provocadores, los vamos a aplastar con masas y sin tirar un tiro (APLAUSOS PROLONGADOS); todo el mundo sabe que nosotros no tenemos que usar armas de fuego contra las gusaneras provocadoras.  Y ellos no saben todavía lo que es un pueblo en la calle, ese pueblo que nosotros tantas veces le hemos aconsejado calma, ese pueblo que nosotros siempre le hemos aconsejado serenidad, ecuanimidad.  ¡Ellos no saben lo que es un pueblo en la calle!  (APLAUSOS)

 Fragmento del discurso de Fidel Castro el 19 de Septiembre, 1961 en el Teatro García Lorca

La ceremonia de la Plaza tuvo un final también simbólico, decenas de palomas blancas fueron liberadas y volaron con igual vigor por encima de la imagen católica y de los íconos revolucionarios.

 … la batalla entre los obreros y los parásitos, la batalla entre los obreros explotados ayer y libres hoy, contra sus explotadores de antes (APLAUSOS), en la batalla de los obreros contra los latifundistas y contra el clero reaccionario (EXCLAMACIONES DE: ¡”Fuera!”, Y: “¡Para los curas, paredón!”.

 …¿qué hizo la Revolución?  Bueno, quiero que sepan que están camino de España ya 131 curas falangistas (EXCLAMACIONES Y APLAUSOS).

¡Ciento treinta y un curas falangistas fueron remitidos ya hacia España! 

Fragmentos del discurso de Fidel Castro el 19 de Septiembre, 1961 en el Teatro García Lorca
 

¿Y hasta cuándo iba nuestro pueblo a soportar todo eso?  ¿Por qué tenía el pueblo que soportar aquel régimen atroz, aunque estuviese santificado por todos los curas reaccionarios y falangistas que había en este país?  (APLAUSOS.)

Ese era el sentimiento “cristiano” de esos señores, ese era el sentimiento “religioso” de esos señores: vivir de parásitos, vivir de holgazanes, como si ellos fuesen seres superiores, a los que el pueblo estaba obligado a engordar como lechones y a servir eternamente.  ¿Hasta cuándo?  Tenían que acabar con todos esos privilegios, tenía que acabar toda esa explotación, tenía que acabar esa discriminación, tenía que acabar esa “alta sociedad”, ese “mundo de los negocios”, de los bancos.

Fragmentos del discurso de Fidel Castro el 28 Septiembre, 1961 en la Plaza Cívica re bautizada como Plaza de la Revolución.

Las respuestas a estos “fariseos” están en hechos y palabras del propio tirano.

No más comentarios.

Nota:

Discursos en http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/

Enlace corto:  http://bit.ly/dnkDm8

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Al PAN, PAN Y AL VINO VINO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s