Borrón y cuenta nueva

El régimen de la Habana desarrolla una campaña propagandística bien articulada en la que participan agentes profesionales diseminados por todo el planeta con las vestimentas de disidentes u opositores, encaminada a lavar su deteriorada imagen.

No es tiempo de escribir cuartillas con opiniones por que estas poco van a influir en un “publico” aferrado al interés de que Cuba cambie y se abra al mundo, lo mejor es ir de frente con hechos que demuestren que nada cambia y es lo mismo de siempre.

A inicios de los 90, la tiranía flexibilizo de cara al exterior que  opositores y disidentes, no son iguales, tuviesen acceso al teléfono para poder comunicarse con el exterior , comenzo la etapa de “comunicaciones con Cuba” con la divulgacion de ideas, denuncias y opiniones, con este “avance” llego la imagen de que existe libertad de  expresión y desde entonces escuchamos “miren como hablan esos opositores sin que nada les suceda”.

Quien ha ganado con esta distorsión?, el régimen!!, en realidad no hay cambios por que todo lo que pueden expresar es  para el exterior que es hacia donde pretenden trasmitir la nueva imagen, hacia dentro el bloqueo a la información es férreo al igual que siempre.

En adición se manipula y siembran dudas en relacion a los que disienten u oponen, se cumple lo que han practicado eficazmente: divide y vencerás.

De Cuba “salen” documentales y películas, en los que sus realizadores exponen “libremente” criticas al régimen, nuevamente se abre la especulación en relación a quienes lo hacen y por que. Blogueros acceden al Internet para enviar sus “twitters”, algo totalmente limitado al cubano de a pie, pero que estos audaces burlan, paralelamente “penetran” en la isla documentalistas y hasta periodistas exiliados  que cargan potentes cámaras, nada pequeñas o tipo spy (espías), que no son detectadas por las autoridades o estas lo permiten, en ambos casos el mensaje es claro: hay cambios.

Quienes hacen estos trabajos periodísticos entran y salen del país con todo el material sin que nada ocurra, la publicación de las imágenes no determinan en quienes realizan los “trabajos” ni en quienes hacen las declaraciones, mensaje: libertad de expresión…

Quien gana?, el régimen!!

Quienes conocen este “show” tienen que aceptar que en Cuba hay cambios positivos, que se abren ventanas y esperanzas para una total normalización de la vida en el país.

Las aperturas alcanzan a que blogueros dicten conferencias en universidades y lanzamientos de libros entre otros, todo gracias al libre acceso al Internet y sus diferentes formas de video-conferencias. Tema obligado en los blog conseguido el acceso al internet es el derecho a la libre entrada y salida del país, nuevamente hay cambios.

Curiosamente ocurre que los que forman parte de estos “cambios” no son perseguidos más allá de referencias, amenazas y uno que otro llamado de atención.

Para los que conocemos como funciona la tiranía estas “tontadas” no sirven, nada ha cambiado, existen  hechos que lo demuestran, no hay acceso a los medios de difusión masiva, radio y televisión, donde se publiquen o divulguen entrevistas, noticias, etc., que generan los participantes que tienen amplia divulgación en el exterior, la férrea censura interna determina que quien reside en el Vedado no se entera de lo que sucede en el Cotorro, y viceversa.

El que entra a Cuba con “medios” de comunicación que pueden ser adquiridos en cualquier tienda en el exterior pero permiten el libre comunicación, acceso a la información y al Internet, de quienes reside en la isla, caso de Alan Gross, van de narices a la cárcel por 15 años o mas.

Para los que no aceptan el destierro y quieren continuar en su tierra la lucha pacifica en defensa de los derechos humanos por la que fueron enviados a prisión por años, encaran nuevamente la represión y el regreso a las prisiones castrista.

Las “visitas” de los hoy llamados residentes en el exterior  se ha incrementado en la ultima década a niveles in imaginados, se dice que es por la reunificación de la familia y el reencuentro entre cubanos, en fin, apertura humanitaria que evidencia cambios en la naturaleza del régimen.

Quien gana?, Nuevamente la tiranía, que recibe mas de 2 BILLONES de dólares anualmente y lava su imagen, lo que permanece oculto es que todo cubano para visitar su país tiene que pedir una visa de entrada, implícitamente una autorización del régimen, violando un derecho reconocido internacionalmente.

Se oculta igualmente que se niega el derecho de entrada a su país a opositores y familiares contestarios, al igual que quienes “entran a la ratonera” son objetos de seguimientos y férreo control, en violación de los derechos de los que regresan, no son pocos los que en sus visitas sufren la retención y ulterior chantaje para lograr su “cooperación” a nuevas tareas.

Nada ha cambiado, todo no es mas que un intento de obtener dólares y de promover una falsa imagen en el exterior, en Cuba existe la represión y se violan todos los derechos de los cubanos, derivado de estas visitas se incrementa la discriminación racial,  de sexo y religiosa, a la vez que se reafirma el apartheid de la población y el predomino del extranjero como clase privilegiada.

No se permite la asociación política, se niega el derecho y reconocimiento de partidos políticos, de  instituciones sociales o religiosas, no existe la mas mínima posibilidad de acceso a los medios de difusión masiva, al libre movimiento, la educación libre fuera de la ideología que impone el estado, se desconoce el derecho a la propiedad privada y al libre comercio, no se permite el acceso al crédito o institución financiera, en fin no se reconoce ningún de los derechos garantizados por la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU, de la cual el régimen es firmante.

Que a cambiado?, nada hacia dentro, solo se busca cambiar la cara para el exterior,  para que “tontos” caigan en la trampa y ganar el tiempo necesario para que la cúpula geriátrica con las manos ensangrentadas, terminen sus vidas en el poder y sus hijos continúen la sucesión dinastica, sin una espada encima de la cabeza por la posibilidad de enfrentar la justicia por los crímenes cometidos.

Buscan el traspaso de los bienes robados a ciudadanos cubanos y continuar con una versión actualizada al estilo China, Viet Nam o Corea,  simplemente el anhelado “borrón y cuenta nueva”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Al PAN, PAN Y AL VINO VINO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s