Pablo Milanes, víctima de la represión y de la falta de libertades

En reciente entrevista de Pablo Milanes con el diario El Nuevo Heráld de Miami, en vísperas de su visita y concierto en la ciudad, el personaje vuelve a dejar sus mensajes duales y carentes de principios.

En las respuestas deja abierta las puertas a las criticas al régimen a la vez que la tira y se encierra en su amor al sistema, hay Pablo, ya no eres el Pablito de los 60, el miedo aun recorre tu columna, no has podido liberarte de esa enfermedad contagiosa.

Lanzas criticas al régimen…, viajemos en el tiempo a tu juventud donde “jugaste partido” y los torturadores te enviaron a los campos de concentración de la UMAP, allí conociste de primera mano la brutalidad del régimen, la represión, la tortura y el asesinato, aun hoy matizas lo que experimentaste por miedo a que te suceda de nuevo o quizás a uno de tus 9 hijos, así es el régimen para presionar.

 Textualmente lo que expresaste:  “Fui víctima de la represión y de la falta de libertades , estuve en un campo de concentración de la UMAP [Unidades Militares para Ayuda a la Producción] durante un año y medio”, reconociendo que nunca supo las razones por las que lo llevaron a la UMAP

“Allí había librepensadores como yo -que con 23 años era muy liberal, igualito que soy ahora- y también homosexuales, -la mitad-, creyentes católicos y Testigos de Jehová, y presidiarios que habían sacado de las cárceles para que se juntaran con nosotros”, detalló, comparando la UMAP con los campos de concentración soviéticos en la Siberia, en la época estalinista.

“[En la UMAP] fuimos uno y compartimos una cosa de la que no teníamos culpa”, aceptando que después de ver los errores que se cometieron entonces y se siguen cometiendo

 Pablo, todos los que estuvieron en la UMAP eran libre pensadores, allí estuvieron quienes tenían independencia de pensamiento, claro que muy diferente al que la tiranía pretendía imponer, reconoces que se cometieron “errores” que aun se siguen cometiendo, la brutalidad de entonces llega hasta hoy, tu mismo lo expresas en referencia ala carta de los “intelectuales” apoyando el fusilamiento de tres jovenes:

”Fui el único que no la firmó porque no estuve de acuerdo con que los apresaran ni con que fusilaran a aquellos tres muchachos –negros por cierto- que se robaron la lancha [de Regla] y no mataron a nadie”, reconoces la cruelda y el asesinato, pero callas.

Continúan aun las barbaries cuando reconoces: “En su momento critiqué la muerte de Zapata Tamayo desde un punto de vista personal, porque en Cuba no hay posibilidad ni medios para llegar a ese tipo de información. Desde el punto de vista humano pienso que esas cosas no pueden permitirse, una persona tiene derecho a protestar y el Estado debe protegerle la vida, sea cual fuere la naturaleza de la protesta”, cada persona reacciona de forma independiente acorde con sus principios, no es cuestion de consignas pero tu nuevamente te unes a la marcha de arrastrados que apoyan lo que no sienten, donde esta el libre pensador?, como siempre escondido por cobarde.

 Reconoces que existe represión y la censura del pensamiento cuando apuntas “Creo que el periodismo en Cuba adolece de una autocensura que no le permite decir nada, ni lo intenta. Y cuando surgen esos temas, son manipulados”, cipayos que se dicen periodistas que como tu inclinan la cervis.

Con tu acostumbrado bamboleo de ir y regresar, de expresar y no, en fin como siempre, fiel a tu cobardía y falta de pantalones expresas: “Esa carta demostró la posición muy clara de los intelectuales en Cuba”, cuando respondes a la pregunta sobre la complicidad con el gobierno y la falta de responsabilidad moral de algunos artistas cubanos te apuras a establecer: “No reniego de ninguno de ellos [los firmantes de la carta], pero creo que debían haber tenido un papel determinante en ese momento. Hubiera sido importante que nadie firmara esa carta, sin embargo, todos la firmaron”.


Conoces muy bien quien es el máximo responsable de todos los desmanes y barbaridades que han ocurrido en nuestra Patria en los últimos 52 años, conoces bien el personaje, pero tu con tu habitual doble moral escribes: “Fidel querido: Te deseo lo mejor en tu convalecencia. Tengo que cumplir compromisos ineludibles en el extranjero y te prometo representarte a ti y al pueblo cubano como merece este momento: con unidad y coraje ante cualquier amenaza o provocación. Un abrazo, Tu Pablo Milanés”, nuevamente apuntas que la redactaron, en el caso Abel Prieto y al presentartela aceptastes firmarla.

Que miserable eres Pablo, es inaceptable tu cinismo cuando expresas “seguí siendo revolucionario y tratando de arreglar aquello a mi manera”.  

Que cojones vas a arreglar a tu manera, si solo eres un cipayo mas vendido y cobarde.

 Fiel al trabajo encomendado que cumples sin reparos, vienes a Miami “atendiendo a una invitación que te hace” del agente castrista y mal llamado productor musical Hugo Cancio, un paso más en la estrategia de la inteligencia cubana en los objetivos de dividir al exilio y poner presión al gobierno estadounidense.

Buscan con afán ganar espacios entre los exiliados y utilizan todos los medios posibles a personajes tan miserables como tu, que con envenenadas metáforas buscas confundir en momentos que la subsistencia del régimen depende de los dólares que envian los cubanos que viven fuera del país a sus familiares, es necesario el mutis de los “gusanos” a mariposas para sobrevivir al propio fracaso, en esa dirección lanzas: “Los cubanos que viven en Miami tienen tanto derecho o más a visitar su país que el que tenemos nosotros a visitar Estados Unidos. Nosotros no somos estadounidenses, sin embargo, ellos son cubanos y tienen todo el derecho a entrar a su país, sin siquiera sacar un permiso”, “Creo también que todos los cubanos en Cuba deben tener el derecho a salir de su país sin necesidad de una tarjeta o de pasar por determinado filtro burocrático”. es ahora por que les interesa, antes fueron objetos de ataques, atropellos, insultos y cuanta maldad crecio en la mente del tirano octagenario.

Pablo no hay calificativos, eres de una bajeza que produces rechazo, por un ser tan miserable también se siente lastima, no eres un libre pensador, eres un servil de la tirania preso por el miedo, recuerda que en La UMAP tras los “14 pelos de alambre y un dia”, como escribistes en tu cancion escrita alli,  eras un hombre libre al perder todo el miedo, ya nada peor te podia suceder, alli estbas como todos en la compañía de Dios y las ansias de libertad.

Te rechazamos y nos oponemos a tu presencia en Miami, constituyes una ofensa al sufrimiento del pueblo cubano y a los miles de muertos asesinados por el régimen, como el negro Elegua al que como tu estaba preso y conociste en la UMAP.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EXILIO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s