Polémicas y enfrentamientos, mas respeto

La historia de Cuba esta cargada de polémicas y enfrentamientos entre quienes han luchado por ella, es común que “el protagonismo” individual marque la pauta, nada mas desacertado e irreal, la historia la escriben los hombres y mujeres que ponen al lado sus propios intereses por los de la patria.

Recientemente un grupo de opositores o como comúnmente ellos mismo se definen como disidentes, en su mayoría de la nueva generación de luchadores por la democracia en la isla, suscribieron un documento que llamaron “El Camino del Pueblo”, ejerciendo el derecho que tienen a redactar los llamados que consideren,  derecho que también tienen quienes compartan sus puntos en apoyarlos, también es derecho de los que no se identifiquen con el proyecto o llamado, en expresarlo libremente y las razones para ello, la democracia de sustenta en el derecho de expresión y el respeto al de otros, es en defensa de estos derechos que decenas de miles de cubanos han muerto a lo largo de los últimos 52 años.

La mayoría de los firmantes de “El Camino del Pueblo” son personas que se en la lucha por la democratización de Cuba a principios de los 90, meritorio y reconocido, entre ellos están quienes por décadas formaron parte, de una forma u otra, de las estructuras del régimen, derecho tiene a rectificar y punto. Lamentable es que se repite como en el proyecto Varela el ignorar las luchas, sus motivaciones y quienes las realizaron, que se inician el mismo 1 de enero de 1959 cuando la barbarie se instituye en el país.

Basta revisar la historia anterior a los 90 y comprobar que entre 1959 -1990, mueren en Cuba combatiendo al régimen tiránico mas de diez mil cubanos, todos  plenamente identificados y documentados, es la etapa en la que las prisiones cubanas albergan a mas de un centenar de miles de hombres y mujeres, en condiciones u brutalidad que no se repiten.

Periodo en que la posibilidad y derecho a estudiar es reservada solo para los revolucionarios, época de la “purificación y los depurados”, de portar las medallas de bitongo, gusano, siquitrillado, contrarrevolucionario, lumpen, apatrida, traidor o escoria, medallas que implícitamente conllevaban cargar un gran peso con consecuencias muy fuertes, condiciones que determinaban sentimientos de miedos y con estos la renuncia de no pocos al enfrentamiento al régimen.

Es el periodo en que el régimen rompe la unidad familiar, persigue y reprime con violencia las actividades religiosas, en el que se suceden de forma ininterrumpida las llamadas ofensivas revolucionarias, la realización de las zafras fantasmas, de perseguir y obligar a marchar al exilio a mas de un millón de cubanos, previo pago de las salida en base a una cuota en meses de trabajos forzados en el campo, todas y otras presiones, posterior a la década iluminada de los 90, en que las gusanos se transforman en mariposas por los intereses del régimen en busca de oxigeno económico, difieren de las condiciones actuales en que aun se mantiene la espada de Damocles sobre todo lo que signifique oposición pero se “levanta” la presión y se permite una tenue disidencia como formas de trasmitir supuestos “aires” de cambios, en esencia nada cambia.

A los exiliados cubanos fueron ignorados, se impidió la reunión de la familia hasta en los momentos mas difíciles, la misma que ahora tanto se cacarea como motivo de acercamientos, el régimen impidió al exiliado ayudar a su familiar, por miedos y presiones los familiares rechazaba las ayudas que les enviaban, crueldad y realidad que no se pueden borrar de un golpe y porrazo.

El proyecto Varela también ignora y niega la participación de los exiliados en la vida política cubana, lo cual es inaceptable, no se puede enunciar que somos un mismo pueblo cuando se discrimina por las posiciones asumidas, el exilio esta lleno de luchadores, siempre apoyo a los luchadores en Cuba sin importar épocas o posiciones, Miami es un ejemplo de convivencia donde las victimas acogen a los colobaradores de los victimarios, en la mayoría son estos los que rechazan al exilio y despotrican del mismo, una infamia y cobardía, un exilio que comparte y les proporciona lo que nunca bajo el régimen tuvieron incluyendo respeto y reconocimiento.

Entre 1960 y 1968 se realizaron decenas de miles de encauzamientos en que se aplicaron condenas arbitrarias, juicios arreglados y sin garantías procesales, que llevaron ante el paredón de fusilamiento a miles de cubanos y mas de un centenar de miles a largas condenas de prisión, es parte de la historia que un solo día fueran detenidos y condenados mas de 300 cubanos, fue la causa No. 60 de 1962. En noviembre de 1965 fueron apresados con brutalidad en las calles y domicilios, en todos las ciudades y pueblos en todo el país, más de una decena de miles de jóvenes que fueron llevados en trenes militares a campos de concentración y trabajo forzados localizados en las zonas mas inhóspitas al norte de la provincia de Camaguey, hecho que se repite en junio de 1966.

Estas realidades no pueden ser ignoradas, tienen que ser reconocidas y sus protagonistas tienen el mismo derecho que otros a expresar sus posiciones en plena libertad, aunque estas no coincidan con las de otros, duelan y para algunos resulten fuertes, es un derecho de todos, que en estos hombres y mujeres reviste un significado especial.

Es justo se reconozca que no estaban equivocados los que realizaron la primera marcha en protesta contra el régimen en el pueblo del Cano en la provincia de la Habana en 1960, los que participaron en las protestas en la Habana, los que se alzaron en las montanas del Escambray, los Órganos u Oriente, los que pelearon corajudamente en los llanos de Matanzas, los que desembarcaron en Bahía de Cochinos en 1961, y tantos mas. No triunfaron por la falta de apoyo, de haber alcanzado los objetivos propuestos los cubanos no habrían soportado décadas de terror y sufrimientos, no es posible aceptar borrar una realidad que esta unida a miles de muertos y cientos de miles de presos, al final, no estaba equivocados en los motivos ni en el tiempo, los equivocados eran otros, precisamente los que no les apoyaron y son los que deben respeto.

Basta de aclaraciones o justificaciones, es la misma historia que se repite como en su día cuando se presento el proyecto Varela, ahora es  “El Camino del Pueblo”, sus autores deben aceptar que quienes no estemos de acuerdo podamos expresarlo sin limitaciones, Biscet no ataca, simplemente no coincide con el documento y expone por que no se adhiere al mismo, no es el único en ello, no dudamos en expresar que quienes no estábamos equivocados o estaban menos equivocado, no apoyamos la vía que se presenta.

No puede perpetuarse ninguna versión del comunismo o socialismo cubano, las victimas y el sufrimiento de la familia no dan margen para ello, los victimarios tienen que estar excluidos de la nueva Cuba, es inaceptable que asesinos, torturadores y alabarderos sean parte de las soluciones, para ellos solo existe un sitio y es enfrentar los tribunales de justicias con todos los derechos que no concedieron o conceden y se les juzgue por sus acciones, lo que suceda posterior es otro asunto.

Habrá reacciones en referencia a que nos asisten odios o venganzas por nuestras opiniones, injusto calificativo, quienes han sufrido son los que menos desean el sufrimiento para otros, ya el cuerpo no duele y el tiempo a calmado los ánimos, hoy solo resta que en nuestra querida patria se establezca la justicia, la verdadera para que puedan sanar las heridas del pueblo cubano y las nuevas generaciones disfruten de libertad, democracia y derechos, esos son nuestros puntos y nos identificamos con el planteamiento del Dr. Oscar Elías Biscet.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Al PAN, PAN Y AL VINO VINO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s