Los mismos de siempre

Hace mas de una década y media, cuando un grupo de cubanos nos encontrábamos en el Aeropuerto Internacional de Miami protestando por los viajes irrestrictos permitidos por la administración de Clinton a Cuba, filmando el tremendo negocio de estas agencias autorizadas por el régimen castrista al expolio de los cubanos que viajaban a Cuba, hube de recibir una agresión similar a la que recibió el joven Joel Rodríguez Riverón, del esposo de una hija del dueño de la compañía Wilson Internacional, Daniel Blanco, antiguo coronel del MININT.

El caso fue a corte y el agresor fue hallado culpable de agresión y luego, en una demanda civil llegaron a un acuerdo con mi abogado. Durante esos piquetes en el aeropuerto, que duraron 3 meses, tuvimos que enfrentarnos a los ataques virulentos de las tres compañías que se encontraban en ese momento en el aeropuerto, ABC Charter, de Vivian Manerud, hija del fundador, Fuentes Cobas, quien salio huyendo hacia Cuba cuando el Reverendo Espinosa denuncio su trafico ilegal con el gobierno de Castro en 1980, Wilson Internacional, de Daniel y Digna Blanco y Caribean Travel Services, de John Henry Cabañas, conocido como el “agente Johnny” en un articulo publicado en el Nuevo Heráld, por Wilfredo Cancio Isla y corroborado por el fallecido Carlos Cajaravilles, ex agente de la contrainteligencia castrista quien ofreció toda la información. Yo soy testigo.

Eran los años del “dialogo” y el descrédito a los exiliados por parte de castristas y exiliados tradicionales que asumieron la política de negociación con el régimen castrista. La era de los “millones” de las fundaciones y grupos de intereses comerciales que llevaron a la prisión a agentes castristas como el director de inmigración Mariano Faget, quien fue sentenciado por espionaje y al matrimonio de Carlos y Elsa (Prieto) Álvarez por la misma condición.

La época de programas radiales como “Transición” financiado por las fundaciones Arca, MacArthur, Ford, Reynold, Soros, etc. Programas como radio Progreso Alternativa, de Francisco Aruca financiado por el fisco de los viajes a Cuba de la administración de Clinton. Grupos diversos, pero de los mismos personajes, como el caso de Silvia Wilhelm, identificada como agente castrista por el U.S Army Liutenant Coronel Chris Simmons, quien formo la organización “Puentes Cubanos” por donde viajaban el matrimonio de espías Álvarez para reunirse en Cuba con agentes de la inteligencia castrista. Los tiempos del barrage en el Nuevo Herald de columnistas que se paseaban por esos programas, como el del difunto difamador Álvaro Sánchez Cifuente en el espacio de “Radio Progreso” del magnate de los viajes a Cuba, Francisco Aruca. Cifuentes luego paso a trabajar, en la misma estación, para John Henry Cabañas. Todos esos programas estaban financiados por los viajes a Cuba.

Hasta periodiquitos que dirigían Pedro González Munne y Raúl Alfonso, en una “asociación” que hasta tenían espacios comunitarios en la televisión local que pagaban los contribuyentes norteamericanos. Pedro González Munne también trabajo para Francisco Aruca pero fue despedido por retarme a un debate en el aire, el cual Aruca no le agrado el resultado, el propio Munne lo declaro.

Todos vivian, como en la actualidad, de los anuncios de los charters y las agencias de viajes a Cuba, la época donde Elena Freyre cantaba a capela y en el aire, un Happy Birthday a Fidel Castro en el programa “Transición” que dirigió también con Alfredo Duran, ex chairman del Partido Demócrata en el estado de la Florida.

Hoy, dos décadas después, vuelve Elena Freyre a defender el subsidio castrista en nombre de la familia, donde un miembro de su organización, y con un pulóver de la propia organización, recurre a la violencia que dicen detestar y combatir golpea aun pacifico exiliado.

Recuerdo que durante la intifada “cultural” de los Van Van en el antiguo Miami Arena, Alfredo Duran, Silvia Wilhelm, Elena Freyre, John de León y Jasón Walker, aspirante afro americano a comisionado por la ciudad de Miami, se encontraban ofreciendo una conferencia en el Bayfront Park, por estar observando en la acera juntos a varios policías, nos mandaron a sacar de ahí por considerar una amenaza nuestra presencia en la vía publica. Luego pidieron disculpa por tal aberración a la Primera Enmienda que estaban proclamando defender en ese acto,  y la ACLU, bajo la dirección de John de León, se negó a intervenir.

Nosotros demostramos en aquel tiempo, la intolerancia de estos sujetos que hoy recurren a los mismos subterfugios de la familia y el derecho a viajar, el sábado pasado le toco al joven Joel Rodríguez Riverón recibir la ira de los que temen perder el subsidio castrista de los viajes a Cuba.

Hay muchas cosas mas que contar, como es “Ramoncito” chofer y guardaespaldas de John Henry Cabañas cuando lo pillaron en el aeropuerto de Miami, huyendo de las autoridades cuando se le caía de entre los bajos de los pantalones mas de $100 mil dólares que traía de Cuba, y que luego paso a los servicios de seguridad de Francisco Aruca, pero será en otra ocasión.

La historia se repite con los mismos y otros personajes, de la farándula castrista.

por Juan Cuellar, exiliado politico y luchador por la libertad de Cuba.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en DURA VERDAD. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s