19,161, con apellido…

 19,161 es una cifra que nada significa numéricamente, si se le pone un “apellido” es que toma sentido, al asumir que son días, que estos conforman meses y estos a su vez los años, se tiene un periodo de tiempo determinado, tomemos algunas hipótesis para dar sentido a la “cifra”. Imaginemos que es el tiempo que una persona soporta un dolor de muelas, o no puedan dormir, comer, el estar en penitencias o time out como los chicos, que no llueve o que no cesa de llover, decididamente cambia todo. Lo primero que viene a la mente es que son exageraciones, risas y a quienes no quieren imaginar el supuesto poco le importa, les resbala. En la vida cotidiana estamos expuestos a cifras, en la mayoría de las ocasiones utilizadas para tocar fibras y llamar la atención, el bombardeo es constante y con cifras sin sustento y posibilidad de verificación.

 En política las cifras se magnifican y usan en el interés de quienes las divulgan, las llamadas ONG, organizaciones no gubernamentales, que presuntamente trabajan entre otros, por el respeto de los derechos humanos, son fuentes permanentes de generación de cifras en relación con los seres humanos que habitan el planeta, cifras de muertos, prisioneros, hambrientos, perseguidos, violaciones, etc. Siempre estan relacionadas con países, tiranías o hechos acaecidos, la difusión estremece, provoca atención y curiosidad, de inmediato emergen sentimientos de solidaridad, lógica y meritoria reacción, no es necesaria la verificación, el sentimiento humano prevalece por encima de cualquier otro.

 La divulgación de cifras no sigue una regla que se cumple en todos los casos en que están envueltos seres humanos, lamentablemente prevalece una condicional que determina su divulgación o no, el “apellido” que lleve, veamos, si son referidas a regimenes de la llamada derecha, se produce una reacción en la media inmediata que sobrepasa lo real, nada se cuestiona, se produce un fenómeno multiplicador de las cifras en hipótesis tomadas como tesis. Muy diferente ocurre si las cifras son de lo inverso, regimenes de izquierda, se produce de inmediato un cierre de los medios de comunicación a su divulgación, de inmediato son cuestionadas, la divulgación en el mejor de los casos se reduce y se minimizan la exposición, algo que emula con la censura.

 Un ejemplo significativo de lo expresado son las cifras que produce el régimen que encabeza el tirano Fidel Castro, la primera reacción es mirar a otro lado y oídos sordos, en el mejor de los casos el calificativo es que son inventos y mentiras, todo se cuestiona y se califica de obra del imperio del mal, lógicamente USA.

Fidel Castro y su régimen se han encargado de crear una obra nada envidiable, en muertos y asesinatos existen documentados 10,189 casos cada uno con un detallado dossier que establece la autoría de los mismos, los motivos, forma de realización y cuanto existe, pese a ello se sigue mirando al otro lado, la impunidad es total y la falta de solidaridad con los familiares constituye una ofensa a estos, el mas noble calificativo es el de complicidad.

1’121,140 años es la suma de los periodos en prisión y campos de concentración de los prisioneros políticos del régimen comunista en Cuba, si no es un Guinness es un record que pocos desean asumir, el numero de cubanos exiliados que han huido de su país para buscar refugios en otros, sobrepasa los 2’000,0000, cifra que representa el 20% de la población total de la isla.

52 años  5 meses y 16 días,  es el tiempo que el pueblo cubano soporta una cruel tiranía, que le niegan el derecho a la libre expresión, a elegir a sus gobernantes en elecciones libres pluripartidistas, el derecho a la libre movilidad, a un cubano a entra y salir libremente de su país, de exigir a un nacional obtener visa para visitar su país, de negarle el derecho a estudiar libremente lo que desee, a trabajar donde quiera, el acceso a la prensa libre y al uso del Internet, entre otras.

Un régimen que ha destruido la economía provocando desabastecimiento y el establecimiento de una tarjeta de racionamiento, creando un apartheid para los cubanos mientras lo entrega al extranjero, un país donde circulan dos monedas, una para uso de los nacionales y otra para el extranjero. Una economía sustentada en el turismo sexual y las remesas enviadas por los familiares para ayudar a los suyos a sobrevivir.

La complicidad con la tiranía ha sido y es cruel, se niegan a los cubanos los mínimos derechos que se reclaman para otros, la comunidad internacional condena a los cubanos a vivir bajo un régimen que viola todos los derechos a sus ciudadanos, a la vez que otorga apoyo a los represores y la libertad para actuar con impunidad.

No hay calificativos para el comportamiento en relacion con Cuba, es una verguenza y constituye una ofrenta a la dignidad humana, la patria cubana será libre por que sus hijos lo van a lograr pese a todo, las cómplices internacionales van a pagar un precio muy alto, no deben existir dudas, el día llegara y con la libertad una democracia plena para el disfrute de los cubanos, en la que los enemigos de hoy no van a estar. Para Cuba Ya es Hora!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Al PAN, PAN Y AL VINO VINO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s