CARTA DE UN LECTOR

  Nací con la revolución, conocí la historia que me enseñaron en la escuela y la que me comentaban en mi familia, no conocí lo que hoy leo en esta página y que al principio me negué aceptar, 48 años me caen encima, me aplastaban, como vivir bajo el peso de tanto sufrimiento a mi alrededor y estar al margen?, maldita revolución y quienes la encubren.

Disfruto de la libertad que otros no tienen, disfruto de una posibilidad que es negada a 10 millones cubanos, la mayoría nacidos como yo bajo la bota del represor, no es fácil, no ha sido fácil aceptar la realidad. Leer historias, conocer personas, viajar, compartir, abren ojos y cerebros bien cerrados, el mío uno de ellos.

Creí lo que me decían, recién descubro la realidad que me fue negada, soy culpable por mi ceguedad, lo acepto y me arrepiento, hasta hace una semanas considere a todos ustedes, por la forma de escribir, viejos cagalitrosos, vejetes agentes de la CIA que quieren quitarnos lo que la revolución nos dio, que nos dio?, nada.

Tenia metido en mi cabeza que con estudiar y ser un profesional era suficiente, lo logre y que soy hoy?, un emigrante que trabajo para ayudar a mi familia, trabajo hasta de “mula”, pago con mi trabajo el policía que vigila a los míos y al hijo de puta que golpea a mujeres y hombres, mi sudor solo sirve para que ellos vivan bien, para que los hijos de los dirigentes vivan cómodamente en el exterior, mientras yo trabajo 12 y 14 horas todos los día, no es fácil.

Me duele mi interior, recuerdo una carta del apóstol Juan que dice: “Si decimos no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la Verdad no esta en nosotros. Si confesamos nuestros pecados El, por ser fiel y justo nos perdonara.”

Me pregunto si me perdonaran los que murieron por mí y por todos los cubanos, el haber permanecido en silencio por tanto tiempo, por no haberles apoyado, por no haberles reconocido sus meritos. Yo confieso que fui tonto y soy culpable, me arrepiento y hago ante ellos el firme compromiso de no olvidarlos, de continuar su lucha hasta que Cuba sea libre, pido perdón por mi, por mi familia, por los cubanos como yo que vivimos equivocados por casi todas nuestras vidas.

A los vejetes y cagalitrosos, les pido perdón, ustedes tenían la razón, lucharon por mi por los míos y les negamos, me podrán perdonar?, estoy seguro que si, por que reconozco que cuando el dolor invade, no se desea que otros lo experimenten.

Gracias por vuestra pagina, invito a mis compatriotas que busquen la historia verdadera, la que se nos negó y niega, que busquemos a Cristo y luchemos por nuestra querida isla. Sin pedir permiso grito como ustedes a los cuatro vientos: Para Cuba ya es Hora!

Pavel Martínez

Miami Fl

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Al PAN, PAN Y AL VINO VINO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s